La apuesta por medidas de sostenibilidad ambiental que inició en 2019 el Ayuntamiento de la Pobla de Vallbona ha permitido ahorrar un millón de euros este año en la factura eléctrica. El consistorio ha sido uno de los municipios que más ha impulsado la implantación de este tipo de medidas y mientras otras instituciones han tenido que aumentar la partida destinada a electricidad -e incluso algunas universidades se han visto abocadas a apagar los aires acondicionados-, la Pobla podrá pagar la luz de 2022 con el presupuesto inicial de antes de la subida de la electricidad.

En 2019, el cambio a bombillas LED en las urbanizaciones ha permitido el ahorro de 500.000 euros el año. También la apuesta por la regulación del alumbrado público, con el ajustamiento de potencia nocturna a las necesidades reales que ha rebajado la factura en 300.000 euros además de evitar la contaminación lumínica y las molestias para el vecindario.

Además, la mejora de la eficiencia en el alumbrado de edificios e instalaciones públicas la ciudad deportiva, el polideportivo y el mismo edificio del Ayuntamiento están permitiendo un ahorro de 55.000 euros el año.

Además de la rebaja en consumo, la apuesta por la producción de electricidad y la autonomía energética del municipio ha reportado importantes beneficios. La instalación de placas fotovoltaicas en edificios públicos, con 250 kW instalados, está permitiendo un ahorro de 65.000 euros el año.

Con esta apuesta por la reducción del consumo y la autonomía energética con placas fotovoltaicas, el ayuntamiento ha dejado de emitir 657.000 kilos de CO₂ a la atmósfera.

El alcalde, Josep Vicent Garcia, ha puesto de releve la apuesta del gobierno por el medio ambiente y la economía verde, del gobierno que preside «no solo tiene beneficios al medio ambiente, sino también en el bolsillo de los vecinos y vecinas de la Pobla que ven como se pueden hacer más inversiones sin subir los impuestos». Garcia ha señalado que los resultados demuestran que gobernar pensando la sostenibilidad es rentable económicamente para el pueblo y en un mejor medio ambiente.

Comunidad energética Local.

El ayuntamiento de la Pobla de Vallbona está poniendo en marcha una comunidad energética local con una potencia inicial de 200 kw instalados que permitirá la producción de más de 300.000 kwh anuales y con un ahorro para el vecindario adherido de unos 120.000 euros el año. Además, permitirá la reducción de 80 toneladas de CO₂ a la atmósfera. Para la puesta en marcha se ha realizado una inversión de 260.000 € y ha contado con una subvención importants del IVACE.