Xàtiva combate la plaga de palomas con altavoces sónicos

El Ayuntamiento instala ahuyentadores de sonido tras las reincidentes quejas de los vecinos del barrio del Carmen

Los vecinos del barrio del carmen alertan de la sobrepoblación de palomas

Perales Iborra

La proliferación de palomas en zonas concretas de las ciudades causa un sinfín de problemas cuando las poblaciones crecen exponencialmente. En Xàtiva, la situación se ha agravado durante los últimos años en el distrito del barrio del Carmen, donde las quejas de los vecinos dirigidas al Ayuntamiento han sido reiteradas. Ante este panorama, desde el consistorio han decidido tomar cartas en el asunto para intentar mitigar las molestias causadas.

Así lo confirmó ayer Andrés García, asesor técnico de la concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Xàtiva. García atendió a Levante-EMV y explicó que se trata de una problemática que «se arrastra por lo menos desde hace ocho años. Hay casas del barrio del Carmen que tienen zonas con aberturas en las que nidifican las palomas. Hemos buscado formas éticas para parar la proliferación de ejemplares».

Así, un grupo de operarios instaló el pasado miércoles cinco pequeños altavoces que emiten ultrasonidos y ondas sónicas de baja frecuencia. 

Algunos de los dispositivos están equipados con sensores de movimiento, por lo que se accionan cuando se acerca una de las aves. Los otros emiten sus sonidos, imperceptibles para el ser humano, de forma periódica.

Mallas y rejas

«Es una petición histórica del vecindario, ya que la presencia de bandadas de palomas causan problemas de insalubridad. En los últimos tiempos también se han instalado mallas y rejas para intentar que no entren a las casas en las que nidifican y crían, pero ahora queremos reforzar los controles», expuso el asesor. De momento, desde el consistorio setabense apuntan que se trata de «una prueba piloto»: «Se instalaron el pasado miércoles, se debe estudiar sí dan resultado. La idea sería poner más si ayudan a combatir la proliferación de ejemplares», expuso García.

Compra por internet

Lo cierto es que no es difícil dar con estos dispositivos. Haciendo una simple búsqueda por internet se pueden encontrar unidades que pueden costar entre 40 o 45 euros. Los aparatos emiten también luces y suelen tener una cobertura de 250 metros. 

La problemática de las palomas también la sufren vecinos cercanos a la Plaça de Mercat, aunque desde el Ayuntamiento apuntaron ayer que la presencia de ejemplares es mucho menor si se comparan el número con las de la zona del Carmen. «Si el programa piloto da resultados, ampliaremos el número de dispositivos instalados», explicaron.