Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ford plantea bajar sueldos en Almussafes en plena ronda de inversiones en Europa

La compañía pone sobre la mesa un recorte de salarios y prestaciones «para no perder competitividad» con otras factorías del continente apenas unas horas después de adjudicar mejoras por casi 300 millones a una planta británica

Un empleado de la planta de Ford en Halewood (Reino Unido), que ayer recibió una adjudicación de 275 millones. | LEVANTE-EEEMV

Jugando la baza de la reestructuración de su negocio en Europa que está acometiendo para tratar de remontar el cúmulo de circunstancias que han derrumbado su volumen de producción y ventas en los últimos años, la dirección de Ford Almussafes concretó ayer una amenaza de la que venían alertando los sindicatos. Planteó la necesidad de recortar sensiblemente las condiciones laborales y sociales que recoge el actual convenio colectivo de la factoría valenciana y que vence a final de año, defendiendo que están por encima de las prestaciones que rigen en el sector.

En una reunión sobre el futuro de la planta, la empresa expuso la necesidad de recortar los salarios de la fábrica «para no perder competitividad» y seguir siendo una planta que entre en los planes de la compañía, según confirmaron a este diario fuentes presentes en dicha reunión. También se habló de reducir los días de vacaciones, ampliar la jornada laboral o aminorar los complementos a las bajas médicas. Aunque es una fase temprana de la negociación y la propuesta no ha sorprendido al comité de empresa, las posturas ahora mismo están muy distanciadas.

Es el segundo encuentro que se produce desde que la dirección comunicó a todos sus sindicatos europeos que la reorganización de su actividad en la UE es inminente y que tras ella fabricará menos modelos. Más allá del hachazo de sueldos y condiciones, Ford no concretó el principal objetivo de los sindicatos valencianos: qué inversiones o modelos va a recibir Almussafes de cara al camino que se abre de aquí a 2030, cuando todos los vehículos que fabrique la marca del óvalo en suelo europeo deberán ser cero emisiones.

En ese sentido, no hay novedades que comunicar a una factoría que ve cómo se agota el ciclo de sus modelos actuales y las inversiones siguen pasando de largo. De hecho, fuentes del comité de empresa dan por seguro que no habrá ninguna adjudicación a la fábrica valenciana hasta que no se rubrique el nuevo marco laboral común.

La parte social pedía ayer «tranquilidad» a la plantilla y vinculaba las peticiones de la dirección con la inminente negociación del convenio colectivo de la factoría, que vence a final de año. Eso sí, los sindicatos son conscientes de que es un «momento complicado para afrontar la negociación» por la delicada situación del sector.

Casi 275 millones a Reino Unido

No fue el único movimiento que realizó ayer la multinacional de Detroit. Unas horas antes, Ford Europa anunció una nueva inversión millonaria en el continente volviéndose a ‘olvidar’ de la planta valenciana —y ya van cuatro en pocos meses—. La automovilística invertirá 273 millones de euros en la planta de Halewood (Reino Unido), donde fabricará componentes para coches eléctricos a partir de 2024. La británica pugnaba con Colonia por hacerse con la factoría de transmisiones del vehículo eléctrico.

El portavoz del comité de empresa, José Luis Parra, hacía ayer una «lectura positiva» al considerarlo como una prueba de «normalidad» y de que Ford «sigue apostando por Europa». En cualquier caso, Parra admite que «no hay tajada para todas las plantas» de Ford en Europa en el camino hacia la electrificación.

Compartir el artículo

stats