AGRICULTURA

El sector hortofrutícola valenciano frena la recolección y los envíos hacia Francia al paralizarse las compras

Anecoop retrasa exportaciones de frutas y hortalizas a sus principales mercados de la UE

Los transportistas reclaman "corredores seguros" en las autopistas galas para garantizar la libre circulación de mercancías

Un grupo de agricultores corta una autovía próxima a París.

Un grupo de agricultores corta una autovía próxima a París. / YOAN VALAT

José Luis Zaragozá

José Luis Zaragozá

La protesta de los agricultores de Francia iniciada el pasado viernes, que se extiende ya a otros países de la Unión Europea por la crisis del campo, las importaciones de terceros países y la nueva Politica Agraria Común (PAC), acentúa los problemas en las explotaciones hortofrutícolas y las firmas exportadoras de la Comunitat Valenciana, así como en las empresas y autónomos del ámbito del transporte de mercancías por carretera.

Desde la dirección general de Anecoop, cooperativa líder en la exportación citrícola, así como en otras frutas, y hortalizas, han reconocido a Levante-EMV que “la situación está afectando en la misma medida que al resto del sector. El cuello de botella que supone el paso por Francia -apuntan desde la cooperativa valenciana- ralentiza el tráfico hacia centro y norte de Europa, una de las zonas de más peso para nuestras exportaciones, retrasando nuestros envíos y dificultando el acceso a nuestros principales mercados de destino”.

En parecidos términos, la asociación de productores y exportadores de frutas y hortalizas Proexport ha comunicado que productores de Murcia no pueden servir las mercancías que tenían contratadas. Por eso, empresas vinculadas a esta entidad explican que han cancelando pedidos tras sufrir días atrás actos vandálicos como la quema de mercancías y de los propios vehículos. Pese a todo, en el campo y algunos almacenes de la provincia de Alicante comienza a recuperarse algo de actividad al concentrarse las protestas en París y mejorar la circulación en el resto de autovías, según informa Miquel Vilaplana.

Menos compras de cítricos

También en las explotaciones citrícolas comienza a mermar la actividad. En estas cinco primeras semanas de 2024 y avanzada ya la segunda fase de la campaña citrícola 2023/2024 los precios en el campo se mantienen estables. A pesar de la situación en Francia, las cotizaciones de la Lonja de Cítricos de València refleja precios estables, si bien “descienden las compras y la recolección”. El grupo de las navel, propias de esta temporada del año, tanto la variedad navel (que se pagan entre 0,3-0,4 euros/kg.), como la lane-late (0,4-0,5 euros/kg.) y las powell, barnfield y chislett (0,54-0,58 euros/kg.) -estas últimas más tardías y por tanto con pocas operaciones- mantienen sus cotizaciones al alza en lo que va de temporada, que son hasta un 30% más altas que en la anterior.

Con todo, las cotizaciones de la variedades estrella de las mandarinas tardías sujetas al pago de derechos de plantación y comercialiación (royalties), como las tango, nadorcott y orri, todavía con escasas operaciones, se sitúan por debajo de las cotizaciones tan altas que lograron en origen durante la campaña 2022/2023. Entonces, por las tango y nadorcott se pagaban 0,92 euros/kg en campo, frente a los 1,35 euros/kg de las de origen israelí Orri. Esos precios contrastan con los 0,62 y 1,15 euros/kg, respectivamente, de las mencionadas mandarinas  

Los agricultores franceses continúan sus bloqueos de autopistas y carreteras en torno a París para presionar al Gobierno en busca de nuevas medidas económicas

Los agricultores franceses continúan sus bloqueos de autopistas y carreteras en torno a París para presionar al Gobierno en busca de nuevas medidas económicas / Edgar Sapiña

FVET: "Situación desesperante"

La situación para los camioneros valencianos sigue siendo complicada desde las movilizaciones agrarias iniciadas el pasado viernes. El secretario general de la Federación Valenciana de Empresas del Transporte (FVET), Carlos García, asegura que las protestas agrarias en Francia y Bélgica afectan de manera “intensa, grave y desesperante”. De hecho, parte de la flota del transporte valenciano se ha paralizado ante los conflictos en el país vecino. García recuerda que las “pérdidas se disparan” y suponen entre 600 y 1.000 euros por día y camión, aunque a esa cantidad hay que añadir los costes de las mercancías perjudicadas.

El dirigente de FVET lamenta que el conflicto de los agricultores galos y belgas afecta a los tránsitos de mercancías que se dirigen hacia países del norte y centro de Europa. “Es necesario poner en marcha corredores seguros para garantizar la libre circulación de mercancías”, explica García. La patronal española del transporte CETM ha advertido de los posibles cortes de carretera en la AP-7 para evitar colapsos en La Jonquera.

Las organizaciones agrarias valencianas se movilizarán en Castellló y en Madrid

Las organizaciones profesionales agrarias Asaja, COAG y UPA han acordado retomar el calendario de movilizaciones para reclamar un ambicioso plan de choque que recoja medidas tanto a nivel de la Unión Europea, como de Gobierno de España y de las comunidades autónomas. Inicialmente, los actos de protesta se desarrollarán en el ámbito más regional durante las próximas semanas. La organización presidida por Cristóbal Aguado -AVA-Asaja- convoca una protesta el próximo 15 de febrero en el Puerto de Castellón para rechazar "la competencia desleal de terceros países que fomenta la CE, con el beneplácito de los Gobiernos estatales, y el intolerable riesgo de entrada de plagas y enfermedades a través de los puertos comunitarios, sobre todo el de Rotterdam".

Aguado reitera que “los enemigos de los agricultores europeos están en Bruselas, donde firman acuerdos comerciales con países terceros sin reciprocidad, sin estudios objetivos de impacto sobre el sector agrario europeo y sin suficientes garantías para evitar la introducción de nuevas plagas y enfermedades”. Por ello, el dirigente agrario insta a “todo el sector, incluido a los agricultores que no están asociados a ninguna organización agraria, que se vayan preparando y se sumen al calendario de protestas para levantar la voz de manera más unida, fuerte y eficaz”.

La Unió Llauradora exige a las autoridades de la UE que establezcan de forma urgente un corredor de seguridad para garantizar lo más pronto posible la libre circulación por territorio francés de los productos hortofrutícolas de España y de la Comunitat Valenciana. Los máximos responsables europeos deben obligar a los Estados miembros, en este caso y una vez más Francia, a asegurar el comercio intracomunitario.

“No se pueden tolerar los obstáculos que ponen continuamente nuestros homólogos franceses a la libre competencia y a la libre circulación de nuestros productos. Reclamamos medidas de control y que se respete la legalidad comercial europea”, señala Carles Peris, secretario general de la Unió. El próximo 7 de febrero habrá un corte en los accesos de PortCastelló y el 21 de febrero una tractorada que concluirá frente al Ministerio de Agricultura en Madrid.