La Interagrupación de Fallas ha nombrado por aclamación a Fernando Manjón como presidente para los próximos dos años, tras ser la única candidatura presentada para suceder a Guillermo Serrano. El relevo se materializa de forma indolora, al no tener que recurrir a la presentación de candidaturas y votación. Manjón ya intentó acceder a este cargo hace seis años, pero en aquella ocasión el empate con Jesús Hernández Motes -del que había sido directivo en mandatos anteriores- propició la continuidad de éste en lo que fueron sus dos últimos años. 

Tras el traspaso de poderes ha presentado una directiva con los vicepresidentes José Nieto (Gran Vía), José Miguel Calap (Centro), Ivan Heredia (Burjassot) e Isabel Estela (Rascanya) y con Amparo Vivas (Benicalap-Campanar) como secretaria general. 

Manjón, que ha sido presidente de Císcar-Burriana en diferentes etapas, había sido reelegido semanas atrás presidente de la Agrupación de Fallas Gran Vía tras una cerrada votación contra Rafael Ferrando en la que, entre votos a esa candidatura y abstenciones, no obtuvo la mayoría de votos de las comisiones del colectivo. Durante las semanas anteriores había recabado en los presidentes de Agrupación si contarían con su apoyo para no encontrarse con una abstención que pudiera capitidisminuir su victoria. Finalmente, la elección ha sido con todos los votos favorables.

También forma parte de la Mesa de Organización del Congreso Fallero.

Ha sido un rostro habitual en todos los mitines y actos de María José Catalá. Hace cuatro años, en los previos a las elecciones municipales incursionó en Ciudadanos.