Nuevo mordisco en la nómina desde este mes

Esta medida de la Seguridad Social prevé conseguir más de 3.700 millones de euros en 2024

Nuevo mordisco en la nómina a partir de enero de 2024.

Nuevo mordisco en la nómina a partir de enero de 2024. / L-EMV

Los casi 21 millones de afiliados a la Seguridad Social notarán este año un nuevo recorte en sus salarios debido a la nueva cuota destinada a fortalecer la reserva de pensiones, más conocida como 'la hucha de las pensiones'.

La medida, que entró en vigor en enero de 2023, se incrementará en 2024, cuando será del 0,7 % del salario bruto que percibe cada empleado. Con esta contribución, bautizada como Mecanismo de Equidad Intergeneracional (MEI), el Fondo de Reserva de la Seguridad Social recibirá 3.702 millones de euros.

Cuánto aportará cada trabajador

La aportación de cada trabajador a la hucha de las pensiones es diferente en función de cuál es su nivel de ingresos. Según datos de Estadística, las contribuciones previstas en 2024, cuando suban hasta el 0,7 % del salario bruto, variarán entre los 48 y los 428 euros al año.

El sueldo medio en España es de 2.087 euros brutos mensuales; en estos casos, la aportación de los trabajadores con ese salario será de 15 euros al mes, lo que hará un total de 175 euros al año.

El máximo previsto del MEI para el año próximo, los 428 euros anuales, procederán de las nóminas más elevadas, ya que la cuota es escalonada: a más ingresos, mayor aportación. En concreto, aquellos que tengan unos ingresos mensuales de 5.100 euros brutos, entregarán un total de 428 euros al año (36 euros al mes) a la reserva de las pensiones.

Los porcentajes de esta contribución irán creciendo conforme avancen los años. De hecho, el Gobierno planea escalonar la aportación hasta que en el año 2029 sea del 1,2 % del salario bruto mensual (actualmente es del 0,6 % y el año que viene será del 0,7 %).

El fondo intergeneracional se cobrará más dinero de cada nómina a partir del año próximo, 2024.

El fondo intergeneracional se cobrará más dinero de cada nómina a partir del año próximo, 2024. / L-EMV

Hasta cuándo durará y por qué se ha puesto en marcha

La cuota, que es temporal y en principio se extenderá sólo hasta 2050, generará unos ingresos extra que se estiman que serán de unos 130.000 millones de euros durante ese tiempo. Hay que recordar que la aportación es finalista y no contributiva; es decir, no genera derechos a prestaciones como la incapacidad temporal, el paro o la jubilación.

Sin embargo, el dinero que se obtenga con este Mecanismo de Equidad Intergeneracional servirá para engrosar la llamada 'hucha de las pensiones', para la que ya se han programado disposiciones de capital a partir de 2032, con lo que a muchos trabajadores que aún permanecen en activo y que en 2032 ya estarán jubilados les repercutirá, de una forma u otra, el dinero que ahora están aportando.

Será entonces, en 2032, cuando el sistema de pensiones se tensione más que nunca debido a que ese año se prevé que empiece a jubilarse la generación del "baby boom", lo que implica que serán muchos los nuevos pensionistas que entrarán a depender de la Seguridad Social.