David lo dejó todo hace unos meses para venir a València con su familia. Tenía un trabajo fijo y una vida en Hungría. Pero después de varios años "inactivo" como docente interino, decidió volver a activarse. Al tener décadas de experiencia, logró ser el puesto 13 de la lista de su especialidad (Latín) en toda la Comunitat Valenciana. Su objetivo, una de las dos plazas que salieron en un IES de Ibi. En resumen, tenía un 99 % de posibilidades de conseguir ese, u otro destino cercano.

Pero David se llevó una sorpresa el jueves pasado cuando se conocieron los destinos de 21.800 docentes, al ver que no le habían adjudicado ninguna de sus 15 opciones, algo que no tiene sentido porque estaba en el puesto 13 por méritos. Sorpresa, y angustia, pues se quedaba sin trabajo después de haber dejado el suyo en Hungría.

Docentes protestan en la puerta de Conselleria para reclamar los fallos en los procesos de adjudicacion de plazas para el curso 2023-24 Gonzalo Sánchez

David tiene razón, debería haber conseguido aquella plaza en Ibi, pero es uno de los 14.500 profesores afectados por los errores informáticos en las listas de las adjudicaciones de inicio de curso. En total son 21.800 plazas y el único cuerpo que no está afectado es el de maestros de primaria con más de 7.000 personas, el resto (secundaria, FP, Escuelas Oficiales de Idiomas, escuelas de adultos, etc) son listas afectadas por los errores.

"Tengo que desplazarme dos horas diarias (ida y vuelta) cuando por nota me correspondía un centro a 20 minutos andando de mi casa", denuncia una opositora

No se trata de un caso aislado, más docentes en su situación han presentado reclamaciones por los errores del sistema informático. "El problema es que cuando te activas no te llega un correo de confirmación de que tu cuenta está activada, aunque sí que te sale un mensaje en la pantalla y tú confías en que todo el proceso ha salido bien", afirma Matros.

Otros casos como el de Elena (que prefiere no usar su nombre real por miedo a repercusiones) también son sangrantes. Logró sacar la mejor nota de su tribunal, y por tanto, una plaza, pero denuncia que ha visto como personas con menor nota que la suya han accedido a destinos antes que ella. "La sensación de humillación fue indestriptible porque después de estudiar y tanto esfuerzo me veía obligada a desplazarme dos horas diarias (ida y vuelta) cuando me correspondía, por nota, un centro a 20 minutos andando de mi casa", denuncia.

Víctima de un algoritmo

Conselleria achaca el caos en las adjudicaciones a errores con el programa informático que está "obsoleto". En el caso de Martos, el programa no reconoció que volvía a estar activo, así que cuando llegó a València en las listas figuraba como "inactivo", es decir, que no buscaba ningún destino.

Matros va a reclamar, en primer lugar, el perjuicio económico del fallo en las listas. "Si finalmente no consigo plaza acabaré trabajando a final de septiembre, pero me gastaría más de mil euros en vivir, y eso lo reclamaré porque deberiá tener mi plaza adjudicada", explica Matros.

Lo mismo harán profesores que tengan que desplazarse a un destino más lejano que el que le tocaba "si ahora tengo que hacer 100 km al día para ir a trabajar porque alguien con menos nota que yo tiene mi plaza también lo reclamaré" explica otra docente afectada.

Docentes protestan a las puertas de Conselleria por los errores en las adjudicaciones de docentes. Gonzalo Sánchez

Conselleria de Educación afirmó ayer que iba a corregir todos los fallos esta misma semana, y publicar una nueva lista única con las adjudicaciones ya corregidas. Entonces es cuando David debería tener su plaza adjudicada según los baremos de la convocatoria. "Antes todo el proceso de adjudicación se hacía con papel y boli, viniendo a Conselleria, se suponía que la digitalización era un avance, pero parece lo contrario", lamenta el afectado.

Efecto dominó

David debería ser uno de los primeros de la lista, pero al considerarse inactivo se ha quedado directamente fuera. Explica que ahora su inclusión en el lugar que le corresponde va a generar un efecto dominó. "Posiblemente le quite la plaza a alguien, entonces ese alguien le quitará la plaza a otro, y ese a otro...", explica.

Su caso no es especialmente preocupante ya que es profesor de latín, una especialidad con unos pocos cientos de plazas, pero cuenta que "imagina que ocurre eso en Matemáticas o en Castellano, donde hay miles de docentes convocados, sería un caos y más fácil repetir la adjudicación que poner solución a todo", explica.

Docentes protestan en la puerta de Conselleria de Educación por los retrasos en la adjudicación de plazas de inicio de curso. Gonzalo Sánchez

La misma opinión tienen los sindicatos docentes, que reclamaron repetir las adjudicaciones solo de las especialidades con mayor cantidad de fallos y corregir el resto. Educación tomó la decisión de corregir todo el proceso, a pesar de que hay sectores, como el de los profesores de FP, donde dos de cada tres docentes no están bien adjudicados.

Tres nuevos procesos en un año

A una aplicación "obsoleta", se ha añadido que no ha sido capaz de asumir las nuevas variables que tenían que introducir por todos los procesos de selección nuevos que entraban en vigor este año. Uno de ellos es la estabilización de 9.100 interinos a través de un concurso de méritos y un concurso oposición completamente nuevos para la administración. También ha influído la entrada en vigor de plazas con el requisito de B2 de inglés (donde ha habido errores) y la integración del profesorado de FP como docente de secundaria en lugar de como profesorado técnico. Tres novedades que han colapsado el sistema.

Los responsables de Conselleria de Educación han negado que estos errores en las adjudicaciones vayan a afectar en nada al inicio de curso escolar, y aseguran que todos los profesores estarán en sus plazas en ese momento.