Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Las malas condiciones de la plantilla en el hospital de Manises vienen de antes de la pandemia"

Representantes políticos y vecinales instan a la empresa privada a negociar -Nofuentes convoca un consejo de salud de urgencia

fotospropias 20201209 204432

El anuncio del Comité de Empresa del Hospital de Manises de la convocatoria de una huelga si no se llega a un acuerdo de mejora de las condiciones laborales de la plantilla, ha sido la gota que ha colmado el vaso para algunos ayuntamientos de la comarca, que llevan tiempo quejándose del servicio, incluso antes de la pandemia.

El comité de empresa informó este miércoles de que iniciaba un calendario de movilizaciones que culminarían en febrero con la huelga, ya que considera que la situación de la plantilla del hospital y el departamento de salud es “insostenible”. Este centro sanitario está gestionado por una empresa privada y presta servicio a la ciudadanía de Aldaia, Manises, Mislata y Quart de Poblet.

El presidente del consejo de salud del departamento de Manises y primer teniente de alcalde de Quart de Poblet, Bartolomé Nofuentes, ha indicado que ha convocado una reunión extraordinaria para abordar tanto los problemas que plantean trabajadores y trabajadoras. En la sesión, no obstante, también se analizarán “algunas decisiones que la dirección ha adoptado al margen del consejo y que afectan a los municipios”.

El socialista Nofuentes indica que en el consejo estarán tanto la dirección del hospital como los sindicatos y los diferentes consistorios, “por lo que se podrá hacer un análisis con los datos de lo que está pasando”.

Por su parte, el alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, uno de los más combativos con la gestión del hospital y el departamento, ha reconocido que “esta situación se veía venir”. “Llevamos años advirtiendo la falta de personal y de las malas condiciones laborales que estaban afectando a los servicios sanitarios”, ha remarcado el mandatario socialista.

Por ello, Bielsa ha instado a la empresa privada a “dialogar, acordar y buscar soluciones urgentes”, máxime cuando se está “en un momento sanitario complicado, que perjudicará a la ciudadanía”.

También el alcalde reclama a la Conselleria de Sanidad a realizar una inspección exhaustiva de las condiciones laborales de los trabajadores y trabajadoras y del recorte de servicios que se está produciendo, de forma que “se impongan sanciones por incumplimientos de contrato”. Fernández Bielsa exige, por último, que comience a planificarse la reversión del Hospital de Manises al sistema público de salud “para que nunca vuelvan a ocurrir este tipo de cuestiones”.

Asimismo, el alcalde Manises, Jesús Borràs, respeta la decisión de la plantilla de ir a la huelga. «Están en su derecho de movilizarse y conseguir unas mejores condiciones laborales», indica el mandatario. En este sentido, resalta que el personal del hospital manisero «tiene el convenio caducado desde 2016 y solo les queda un año para poder negociar otro, antes de la reversión de la concesión».Con un nuevo convenio, los sanitarios pasarán a formar parte de la plantilla de la conselleria con condiciones laborales más ventajosas a las actuales.

Protesta ciudadana

La situación del hospital ha provocado quejas y protestas ciudadanas en los últimos dos años. En Quart de Poblet, un grupo de vecinas y vecinos se ha movilizado en los últimos tiempos para reclamar una mejor atención sanitaria, sobre todo en los centros de primaria, la asistencia más cercana al vecino de a pie.

Entre los organizadores de estas concentraciones cundía la incertidumbre por la convocatoria de huelga en el Hospital de Manises. “Esto no puede ser y los trabajadores no se merecen lo que está pasando”, señala uno de los impulsores de las protestas.

Este grupo recuerda que los “problemas que denuncian los sindicatos no vienen con la pandemia, son de mucho antes”. En este sentido, señalan que la concesionaria “ha hecho lo que le ha dado la gana: ha puesto médicos, los ha quitado, ha cerrado centros de salud, de especialidades… y la huelga es la gota que colma el vaso”, afirman.

Los impulsores de las protestas por una mejor atención sanitaria explican que están estudiando nuevas movilizaciones, aunque reconocen que la situación por la pandemia frena sus intenciones.

Covid en Valencia: incidencia y últimas noticias

Compartir el artículo

stats