Burjassot reactiva un PAI de 400 pisos tras 20 años paralizado

El ayuntamiento y la urbanizadora actualizan el convenio para ejecutar las obras en un solar del Barrio del Empalme

La actuación abarca 69.000 metros cuadrados de techo y permite viviendas, apartamentos turísticos y hasta un hotel

Burjassot reactiva un PAI de 400 viviendas

José Manuel López

Alfredo Castelló

Alfredo Castelló

El Ayuntamiento de Burjassot y la mercantil Metrópoli han actualizado el convenio urbanístico para el desarrollo de un PAI, junto a la estación del Empalme, y que contempla la construcción de 400 viviendas. La rúbrica entre la partes supone la reactivación de un plan que ha estado paralizado cerca de veinte años y que ha pasado por el juzgado.

En el nuevo documento firmado por el alcalde de Burjassot, Rafa García, y el representante de Metrópoli se hace un repaso de todo el proceso administrativo del PAI de ‘Cementos Turia’, nombre en honor a la cementera que presidió durante años este barrio de Burjassot, junto a la CV-35. En noviembre de 2002 se aprobó el Plan de Reforma Interior del Sector, mientras que a principios de 2005 se dio luz verde a la cesión de condición de agente urbanizador a la empresa adjudicataria, anteriormente Promociones Espacio-Cisa Habitat. 

Contencioso por la compra de terrenos

En el convenio firmado entre las partes en su momento se estipulaba que el agente urbanizador tenía 18 meses para ejecutar las obras, aunque en marzo de 2007 el pleno municipal aprobó dejar en suspenso dicho plazo. El motivo fue que el acuerdo entre las partes incluía la compraventa por 1,6 millones de euros de un par de fincas adquiridas previamente por el consistorio. Esta operación fue objeto de un contencioso, que no acabó de resolverse por completo hasta el año 2022, donde se mantiene la propiedad de los terrenos a favor de Metrópoli.

Vista de las parcelas (ahora valladas) sobre se edificarán las viviendas del PAI de Cementos Turia de Burjassot

Vista de las parcelas (ahora valladas) sobre se edificarán las viviendas del PAI de Cementos Turia de Burjassot / J. M. López

Con el horizonte judicial despejado, el pleno anuló en 2022 la suspensión del plazo de ejecución de las obras de urbanización y requería a la mercantil que presentara un plan de trabajo para la reanudación y conclusión total de los trabajos. Desde entonces, las partes abrieron un proceso negociador para alcanzar una solución consensuada y proceder a la finalización de la actuación. 

Tras meses de negociación, ambas partes han actualizado el convenio aprobado hace dos décadas. Así, Metrópoli dispone ahora de 48 meses para ejecutar las obras de urbanización del sector situado en la calle València. 

La unidad de ejecución tiene estipulada una edificabilidad de 69.000 metros de techo, con un máximo de 403 viviendas. En este sentido, el acuerdo refleja que la empresa deberá compensar al municipio con 43 metros de zona verde por cada 100 metros construidos destinado a apartahotel, residencial comunitario o viviendas turísticas. En este sentido, fuentes municipales matizan que estas cuestiones se deberán redifinir en un nuevo proyecto, remarcando que la edificabilidad es innamovible.

Vista del chalet de Garín

Vista del chalet de Garín / J. M. López

La expropiación del chalé de Garín

El convenio estable, a su vez, que Metrópoli abonará al consistorio la cantidad de 85.403 euros como compensación de la expropiación del Chalet de Garín, que ejecutó el ayuntamiento. Cabe destacar que actualmente, la administración local acomete la restauración del histórico modernista para habilitarlo como un Centro Social, con una inversión de 636.721 euros, gran parte subvencionada por la Generalitat.

Adiós a las plazas en rotación

Por su parte, el ayuntamiento se compromete con Metrópoli a colaborar para la concesión de la licencia de obras. En este sentido, el convenio recoge que el consistorio desiste de la implantación de uso de aparcamiento público de plazas reservadas en régimen de rotación durante dos años para el agente urbanizador o quien este designara, tal como se estableció en el acuerdo de 2005, debido a la falta de demanda actual.