17 de julio de 2019
17.07.2019
Violencia machista

Violencia machista: Acuchilla a su expareja y a su exsuegra en Dénia

El hombre se introdujo por la ventana de la casa de su expareja y la esperó oculto bajo de la cama

17.07.2019 | 10:47
Un coche e policía junto a la finca donde se produjo el ataque machista.

Una mujer de 26 años y su madre, de 43 años, han resultado heridas esta madrugada al ser apuñaladas en una vivienda de Dénia por el excompañero sentimental de la víctima más joven, en un nuevo episodio de violencia de género que se produce tras el asesinato de una mujer en Elx y el intento de asesinato de otra en el Perellonet, evitado por la intervención de un vecino de la víctima. 

El presunto agresor apresado hoy, de 32 años, ha bebido salfumán para tratar de quitarse la vida y ha sido arrestado por la Policía Nacional en su domicilio. Las dos mujeres se encuentran estables y no se teme por su vida. Los hechos han ocurrido sobre las cinco de la madrugada en una vivienda situada en el paseo del Saladar número 116 y a la Policía Nacional no le constan denuncias previas por malos tratos.

El detenido, de nacionalidad rumana como las víctimas, llevaba siete meses separado de la joven de 26 años y durante la pasada madrugada debió colarse en la vivienda de su exnovia a través de la ventana. Una vez dentro se escondió debajo de una cama y esperó la llegada de la chica y de su madre. Cuando llegaron poco antes de las cinco de la madrugada se ha producido una discusión y el varón ha comenzado acuchillar con un pequeño cuchillo a su exnovia, quien trató de defenderse con los brazos. La madre salió en defensa de su hija y recibió una cuchillada a escasa distancia del agresor.

Tras el apuñalamiento el agresor se dio a la fuga y se trasladó a su domicilio en la calle Diana, donde trató de quitarse la vida bebiendo salfumán. La Policía Nacional se desplazó a la casa de las mujeres apuñaladas tras una llamada de emergencia al 112 y al llegar se encontró a dos mujeres que pedían ayuda desde un balcón. Los agentes subieron a la casa y auxiliaron a las heridas, las cuales les explicaron lo ocurrido y una patrulla se trasladó hasta la casa del agresor, donde procedió a su arresto.

La joven de 26 años tenía heridas en los brazos y en el omóplato, mientras que su madre presentaba una herida a escasos mílímetros del corazón. La joven se encuentra grave pero estable y su madre estable y su lesión es leve pese a estar tan cerca del corazón.

Se dio aviso a las fuerzas de seguridad y la Policía Nacional activó el protocolo de violencia machista y un dispositivo de búsqueda del presunto agresor, que dio resultado poco después al hallarlo en su vivienda, donde se había intentado suicidar ingiriendo "una importante cantidad de salfumán".

Las dos mujeres fueron trasladadas al hospital de la localidad, igual que el detenido, sin que ninguno de los tres corra riesgo de perder la vida, según las mismas fuentes. 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook