La falta de pediatra durante meses indigna en les Valls

Un grupo de madres y padres de Benavites denuncia la ausencia de especialista desde que la titular de la plaza cogió la baja

El departamento de salud de Sagunt defiende la capacidad de la médica asignada "desde el primer día" y lamenta el "déficit estructural" de facultativos en todas las especialidades

Grupo de madres y padres de Benavites.

Grupo de madres y padres de Benavites. / Daniel Tortajada

Las madres y padres de Benavites ya están hartos. Después de meses sin especialista pediátrico no solo en este municipio de les Valls, sino también en Benifairó de les Valls y Quartell, un grupo de ellos ha denunciado que el servicio «no es el esperado, porque hablamos de bebés, niños y niñas, que no están recibiendo la atención que requieren a estas edades». Los denunciantes, que han presentado varias quejas en el departamento de salud de Sagunt sin haber obtenido respuesta, según aseguran, elevan el tiempo sin pediatra más de 18 meses, que «es el tiempo que lleva de baja la especialista asignada». 

En la actualidad, «han puesto a una médica de cabecera», añaden, que «no puede comunicarse bien en castellano y ha hecho varios diagnósticos erróneos, como a un bebé que le mandó a casa, porque no tenía nada y unos días después tuvo que ser ingresado con bronquitis», según apunta una madre. Otra lamenta que «la revisión que le hizo a mi hijo de 3 años se la podía haber hecho yo en casa». Esta situación, aseguran, ha llevado a algunas familias a pedir el cambio de atención a Faura y a otras a contratar un seguro privado de salud.

Siete meses de baja

Desde el área sanitaria precisan a Levante-EMV que la pediatra que tiene la plaza «está de baja siete meses, no 18», una referencia que algunas madres de Benavites ponen en duda, ya que «mi hija ha cumplido los ocho meses y no he visto a la pediatra», un margen que confirma otra cuyo hijo tiene algo más de siete meses e incluso una tercera apunta que «lleva más de un año de baja, seguro».

Desde el Hospital de Sagunt insisten en que «desde el primer día fue sustituida y se ha garantizado la asistencia con una facultativa que trabaja en nuestro departamento desde hace aproximadamente siete años». En cualquier caso, estas fuentes reconocen que el problema de fondo es que «hay un déficit estructural de médicos en todas las especialidades y, si hubiera disponibilidad de pediatra, se cubriría la baja». A este respecto, añaden que "en nuestro departamento todas las plazas tienen al especialista correspondiente, pero surgen dificultades cuando hay una baja por enfermedad y, como en este caso, no hay pediatras en bolsa".

Problema generalizado

Otras fuentes del área de salud inciden en que «entiendo el malestar de las madres, porque el puesto no está cubierto por una pediatra, pero es algo generalizado. En toda España, del total de plazas creadas ni la mitad está cubierta por pediatras. Gracias a los no nacionales -añade- podemos paliar parte del déficit estructural» y, en el caso de Benavites, Benifairó y Quartell, «hay que agradecer a esta médica, que tiene el título homologado, que aceptara este trabajo y sus condiciones, porque habíamos llamado a muchos y nos dijeron que no».

Estas fuentes insisten en que «de los últimos 12 años, en apenas cuatro ha habido pediatra y el resto se ha cubierto el servicio con médicos ya curtidos, que legalmente no tienen esa especialidad, pero pueden ejercerla con las máximas garantías».

Movilización

Pese a estas explicaciones y sin que las reclamaciones por los cauces oficiales hayan logrado resultados, este grupo de madres y padres de Benavites ha decidido movilizarse para encontrar una solución que permita a sus hijos ser atendidos por un pediatra.