Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Semana Taurina deja picos de absentismo escolar por encima del 50 % en Algemesí

La asistencia fue mayoritaria en los primeros días y descendió a medida que se acercaban los días más importantes de las fiestas

El coso taurino de Algemesí en uno de los festejos de la semana pasada. Ángel Ferrer

La Semana Taurina de Algemesí se ha cerrado con unos picos de absentismo escolar que han superado el 50 % en aulas y centros concretos tras la decisión del consejo de declarar lectiva la feria de novilladas. Aunque no ha sido la norma generalizada, sí una tendencia que ha crecido con el paso de los días. El concejal de Educación, Ximo Rosell, reconoció a Levante-EMV que ahora hay por delante todo un año para reflexionar y valorar todas las opciones para dar con una alternativa que contente tanto a las personas que deseen disfrutar de la fiesta como de aquellas que aboguen por escolarizar a los menores.

Según los datos que ha recabado el propio Rosell de todos los centros educativos de la ciudad, se observa una tendencia clara: a mayor edad, el absentismo aumenta. "En Primaria ha sido residual", manifestó y añadió a continuación: "Se han producido algunos picos de entre el 10 y el 15 %. Interpretamos que en más de un ocasión se ha producido porque el alumno tiene algún hermano mayor que tampoco acudió a clase. En líneas generales, la asistencia ha sido elevada".

Es en Secundaria donde la asistencia ha sido menor durante la Semana Taurina. "En Primero y Segundo de ESO se han alcanzado cifras que rondan el 20 %, que tampoco son muy altas, pero de ahí en adelante sí se han observado algunos picos cercanos al 50 %. Es algo, por otra parte, comprensible. A medida que uno se hace mayor, se implica más en la fiesta. Los adolescentes participan más activamente que los niños", aseguró el edil. Asimismo, se ha detectado una clara tendencia en todos los niveles educativos: "Se ha dado un efecto contagio. A medida que avanzaba la semana y se acercaban los días más señalados el absentismo ha aumentado. Se ha llegado a ver alguna clase de 28 con solo seis alumnos", añadió Rosell.

"Solución intermedia"

Los docentes, por su parte, han seguido el programa educativo en aquellas aulas donde la asistencia era notable; aunque no ha podido ser así en aquellas donde la ausencia de alumnos ha sido más elevada. Pese a la polémica que se generó en su momento, la realidad es que las clases y los toros han coexistido. Ni los colegios han quedado vacíos por completo, ni los festejos han sido un completo desastre porque los menores hayan asistido a la escuela.

Se abre, por tanto, un periodo en el que la reflexión y el debate buscarán imponerse a las decisiones salomónicas en beneficio de una convivencia sana. "Vamos a tener que trabajar para alcanzar un acuerdo que satisfaga a todo el mundo, o al menos que no deje a todos descontentos. Era la primera vez que nos enfrentábamos a una situación como esta y es cierto que ha tenido influencia en las clases", admitió el concejal de Educación de Algemesí, que continuó: "Quizás podamos encontrar una solución intermedia. Pero, antes, hay cosas que debemos entender. Por un lado, que siempre será una decisión que le corresponde tomar al Consejo Escolar. Por otro, que una semana completa de fiesta tiene difícil encaje en el calendario. Pensemos en qué habría pasado si el curso hubiera empezado antes de la Festa de la Mare de Déu, ya que los días de libranza a escoger cada año son limitados. Tenemos todo un año para dialogar y valorar las diferentes alternativas".

La Comisión Taurina manifestó a este mismo diario, hace uno meses, su deseo de alcanzar acuerdos que no erosionen la convivencia, aunque también es cierto que durante la semana de novilladas trasladó un claro e inamovible mensaje a través de sus redes sociales: "Los niños son un pilar principal para la fiesta. Esperemos que al año que viene se tome una decisión correcta".

Compartir el artículo

stats