Los test de antígenos son una herramienta esencial para detectar contagios por coronavirus, también casos por la nueva variante Ómicron. El avance de la sexta ola y el uso masivo que se está haciendo de estos test de venta en farmacias está demostrando que estas pruebas son realmente eficaces siempre y cuando haya síntomas, hayan pasado unos tres o cuatro días desde el contagio y la carga viral sea significativa. Sin embargo, durante las últimas semanas son muchos los pacientes que no sabe cómo interpretar el resultado de las pruebas. Las instrucciones para realizar estas pruebas autodiagnósticas son muy sencillas. En ellas se detalla cada uno de los pasos y hasta incluso donde hay que tirar los test una vez usados.

Este tipo de pruebas se basa en una reacción bioquímica en una tira reactiva que se colorea si detecta la presencia de proteínas víricas. La correcta realización de la prueba empieza con la recolección de la muestra. Los expertos insisten en que para mejorar la fiabilidad de estos test es mejor utilizar muestras de saliva y también de la nariz. De esa forma se recoge más cantidad de tejido y el resultado es más ajustado a la realidad.

La tira reactiva indicará con una línea roja la presencia del virus en la muestra. Es aquí donde surgen las dudas. ¿Qué significa una línea roja en la C? ¿Y si aparece en la línea en la T? La línea roja junto a la C es la prueba inequívoca de que el test se ha realizado correctamente. Si no aparece, la prueba (sea cual sea el resultado) no es válida. Por su parte la T es la clave. Si aparece una línea junto a la T el test habrá detectado la presencia del virus y el paciente estará contagiado.

Significado de una línea borrosa en la T del test de antígenos

Significado de una línea borrosa en la T del test de antígenos Arturo Iranzo

¿Y si las líneas casi no se ven, son difusas o están borrosas?

Una línea tenue que casi no se ve puede tener diferentes significados según sea en la C o en la T. En el primer caso, no hay ningún problema. Mientras haya aparecido una línea, sea tenue o difusa, el test está bien hecho y es correcto.

Si se trata de la línea T, y por muy difusa que sea la línea, y siempre y cuando la línea C esté roja, el test es positivo y el paciente está contagiado. Pero por qué la línea sale tan difusa y casi no se aprecia. La explicación está en el funcionamiento de estas pruebas. Detectan la presencia de las proteínas víricas en la muestra de mucosa. La cantidad de esta proteína determina la coloración de la línea. A más proteína, más carga vírica y más reacción y, por tanto, una línea más definida y roja. A menos carga vírica, menor coloración y una línea menos definida.

¿Cómo interpretar el resultado de una línea tenue?

En primer lugar hay de que dejar claro que el paciente será positivo aunque la línea sea tenue o difusa. Tendrá que aislarse tal como marca el protocolo. Sin embargo, un resultado así puede interpretarse de dos formas. O bien el paciente apenas ha comenzado a experimentar síntomas y está en las primera fase de la infección con una carga viral muy baja o bien el test se ha realizado durante los últimos días de la infección cuando la carga viral ya ha descendido a niveles casi inapreciables.

En ambos casos es conveniente repetir un test a las 48 horas para comprobar si la carga viral ha aumentado o no.

Coronavirus en la Comunitat Valenciana