La Guardia Civil inicia a partir de mañana una nueva búsqueda del cuerpo de Marta Calvo, la joven de 25 años de Estivella presuntamente asesinada por Jorge Ignacio P. J. en la madrugada del 7 de noviembre de 2019, después de haber confirmado la presencia del sospechoso en ese punto al día siguiente del crimen, en la mañana del 8 de noviembre. El acusado, que está imputado por tres asesinatos -el de Marta y los de Lady Marcela Vargas y Arliene Ramos- y ocho más en grado de tentativa de otras tantas chicas más, permaneció en ese punto durante más de tres horas.

La zona que rastrearán está en Manuel, a las afueras del casco urbano, y la intención es buscar el cadáver en distintas edificaciones y áreas rurales. La Guardia Civil aborda esta nueva búsqueda con "elevadas esperanzas" de encontrarla, ya que, en su declaración ante la Guardia Civil, el presunto asesino en serie solo contó que esa mañana había ido a l'Olleria comprar la sierra con la que dijo haber descuartizado a Marta, pero no hizo mención alguna de su estancia en ese punto de Manuel.

365 días sin Marta Calvo Arturo Iranzo

Agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) se encuentran desde ayer en València y hoy han llegado los especialistas de la unidad canina con perros adiestrados en la detección de restos cadavéricos, los mismos que ya participaron en el rastreo del vertedero de Dos Aguas, que se prolongó sin éxito durante ocho meses a raíz de las mentiras declaradas por el investigado, quien se encuentra actualmente interno en la cárcel de Villena tras ser trasladado desde la de Picassent a finales de julio, tal como adelantó en exclusiva Levante-EMV.

Esta nueva búsqueda tiene su origen en el estudio específico de posicionamiento del móvil del sospechoso por parte de técnicos del instituto armado, que se ha prolongado durante meses, ya que requería un análisis más profundo y complejo que el de los primeros análisis de los teléfonos utilizados por Jorge Ignacio P. J.