Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 82% de los vecinos y comercios califica de "mala" la situación del centro histórico

Un 83% de los encuestados protesta por «las actuaciones del Ayuntamiento»; y un 89%, por la falta de transporte y de movilidad

El 82% de los vecinos y comercios califica de «mala» la situación del centro histórico

El 82% de los vecinos y comercios califica de «mala» la situación del centro histórico

El primer «Estudio sobre el Impacto de la Crisis de la Covid-19 en el Centro Histórico», que fue presentado ayer por el Colectivo Ciutat Vella i Viva, ofrece conclusiones muy duras y esclarecedoras sobre la difícil situación que viven los barrios de Ciutat Vella tras la pandemia. Este informe asegura que el 82,2% de las personas encuestadas (residentes, pymes y trabajadores de todos los sectores profesionales o entidades festivas y culturales que operan en el barrio) califican la actual situación de Ciutat Vella «como mala o muy mala».

Entre otras reivindicaciones, este colectivo exige la puesta en marcha de un plan transversal para la recuperación y dinamización del centro histórico así como la creación de un observatorio para analizar las necesidades de los residentes y comerciantes del distrito.

Además, el estudio recoge cuáles son los problemas más importantes de sus diferentes barrios. En este sentido, el impacto de la crisis de la Covid sobre los negocios es «bastante o muy negativo para el 90,32% de las personas encuestadas», lo que lo convierte en el problema más grave en estos momentos, ya que ha provocado «el cierre definitivo de muchos locales y que otros tantos se mantengan en la cuerda floja y con escasa capacidad de resistencia», tal como afirman fuentes de Ciutat Vella i Viva.

Por otra parte, «la saturación de las obras en la zona», en estos momentos, «es el segundo problema en orden de importancia para los vecinos y las pymes según el 86,02% de las personas encuestadas». De hecho, aseguran que el inicio de la remodelación de las diferentes plazas al mismo tiempo está siendo «un auténtico hándicap, puesto que dificultan el acceso al centro, convirtiéndolo en un “búnker”, debido a los cortes de tráfico; además de los ruidos y los múltiples prejuicios que están causando a los vecinos, dueños de los locales y visitantes». En tercer lugar, «la desaparición del turismo durante los últimos 16 meses es bastante o muy grave para el 84,95%». En este punto, destaca la importancia que en el centro histórico tiene el turismo, «ya que el 76,8% de los encuestados considera que es el motor de la economía y de la creación de empleo para la ciudad».

En cuarto y quinto lugar, se sitúan las actuaciones del Ayuntamiento, para el 83,87%, y las restricciones por la pandemia para el 55,99%. Más concretamente, sobre la gestión del Consistorio, «las mayores críticas se concentran en el transporte y la movilidad, según el 89,79% de los participantes en el sondeo». El Colectivo Ciutat Vella i Viva está integrado por la entidad cultural Intramurs, la Asociación Vecinal y del Comercio (Viure Ciutat Vella), la Asociación de Vecinos de Ciutat Vella (AA.VV), la Asociación de Hostelería y Ocio de Ciutat Vella (Albarca), la Asociación para la Recuperación del Centro Histórico (Archival), Falles de Ciutat Vella o la Asociación de Vendedores del Mercado de Mossèn Sorell.

Compartir el artículo

stats