La Feria de Atracciones de València, que abrió sus puertas el pasado 2 de diciembre, estará en la ciudad durante todas las fiestas navideñas y permanecerá abierta hasta el próximo 22 de enero. El recinto ferial ha quedado instalado junto a la explanada de Juan Verdeguer cerca de la Marina del Puerto de València, en su ubicación tradicional durante los últimos años. Tal como confirma el presidente de la Asociación de Industriales Feriantes de València José Esteban Izquierdo, el enclave de ocio y restauración cuenta con un centenar de casetas entre atracciones "para mayores y niños", así como establecimientos de comida rápida, golosinas, tómbolas y las típicas atracciones de tiro con escopetas de aire comprimido.

El gran bazar de la tómbola es un clásico que nunca falta. Fernando Bustamante

Este año, entre otras novedades, ha llegado a la ciudad una atracción de caída libre, el Hotel, que hará las delicias de los más valientes. Además, están todos los clásicos que encantan a los más atrevidos como el Ala Delta o la pista de coches. Por su parte, para los pequeños "hay de todo" como el Scaléxtric y otras atracciones. Durante el largo puente festivo de la Constitución y de la Inmaculada Concepción, multitud de valencianos y de visitantes se han acercado a la feria para disfrutar en familia de sus atracciones. Eso sí, según comenta José Esteban Izquierdo, no ha habido tanta afluencia de público como se preveía porque mucha gente ha optado por marcharse de vacaciones fuera y el tiempo tampoco ha acompañado. Eso sí, desde el 2 de diciembre hasta el domingo 11, la feria abrirá sus puertas de forma ininterrumpida para dar servicio y divertir a todos los públicos.

El presidente de los feriantes resalta que València cuenta "con una gran feria" y "con todos los alicientes" para que cualquier persona, con independencia o de su edad pueda disfrutar de la visita al recinto.