Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Colapso en las Urgencias del H. Clínico: 40 horas para tener una cama

El aumento en un 30 % de las atenciones, auspiciado por la covid-19, lleva al límite a los hospitales con más problemas de base

Puerta de Urgencias del Hospital Clínico de València. Francisco Calabuig

Hasta 40 horas de espera en las Urgencias del Hospital Clínico de València para conseguir una cama en planta. Es la situación de colapso que ayer denunciaron desde el sindicato Satse, que alertó de que el aumento de casos urgentes que necesitaban ingresar estaba superando la capacidad del propio centro. "Siguen llegando y no tienen sitio donde atenderlos. La situación es insostenible", advertían desde el sindicato.

Según estas fuentes, ayer las Urgencias del centro estaban desbordadas: "en la sala A de Observación tenemos a 31 pacientes cuando la capacidad es para 22 y en la sala B, con capacidad para 14 pacientes hay 18. La media es esperar entre 34 y 40 horas", explicaban. La dotación de profesionales para atender a los enfermos era además de "ocho enfermeras" para el medio centenar de pacientes de las dos salas. De seguir aumentando la presión, "los pacientes se tendrán que ubicar en los pasillos", añadían.

La situación en el Clínico es la misma que llevan sufriendo casi a diario en las últimas semanas en el Hospital General de Valencia, con decenas de pacientes esperando a diario poder subir a planta por el aumento de ingresos a través de Urgencias. Los dos centros son, de hecho, los que primero acusan en València capital cuando la demanda de casos urgentes se dispara: parten ya de unas ratios de camas por habitantes justas y una población asignada muy alta y envejecida, especialmente en el Hospital General.

Un 30 % más de Urgencias

Estas situaciones de colapso en Urgencias se venían dando en la Comunitat Valenciana antes de la pandemia en momentos puntuales del año como en periodo de epidemias de gripe o, en verano, cuando los centros habían "cerrado" camas por la bajada de actividad y la falta de personal por vacaciones. Este año, sin embargo, el problema se ha adelantado y todo, pese a que ese cierre de camas (500 al mes según ha asegurado la Conselleria de Sanidad) y el cierre de los centros de salud por las tardes (que empieza este viernes) aún no ha sucedido.

Desde la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (Semes), han dado una explicación: las urgencias han aumentado en toda España y los hospitales valencianos están recibiendo un 30 % más de urgencias que normalmente, sobre todo en los hospitales de costa, y la séptima ola de covid está teniendo mucho que ver.

Con más casos de coronavirus, aunque esta sea más leves, siempre hay más pacientes que necesitan acudir a los hospitales. Pero este aumento de la demanda hace que en los centros con más problemas, tengan que ingresar en camas de Observación en condiciones de poca intimidad hasta que en el hospital se queda una cama libre y pueden pasar horas. "Los ingresos por covid se han notado mucho que han aumentado y siguen subiendo", apuntaban ayer desde Satse.

Compartir el artículo

stats