Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Inflación y fiscalidad marcan el último gran debate de la legislatura

Los partidos afilan sus discursos a ocho meses de que se abran las urnas en un debate en el que las portavoces son todas mujeres por primera vez

Las portavoces de los seis grupo políticos en las Corts valencianes

En un contexto que se complica por momentos, con la inflación desbocada, los precios de las energías y los productos básicos por las nubes, el ascenso de populismos y movimientos reaccionarios como se ha visto en Italia este domingo y una movilización en Rusia que no apunta a un pronto final de la guerra de Ucrania, la política más próxima, la valenciana, se examina desde este martes.

El Botànic afronta la gran cita parlamentaria del año antes de las elecciones autonómicas del próximo mes de mayo. Enfrente una oposición, capitaneada por el PP, que se ve con opciones de gobernar y desalojar a la izquierda del poder ocho años después y que va a apretar las tuercas a un Botànic que va a preferir en los meses que quedan hasta las elecciones el pragmatismo y evitar instalarse en el conflicto entre socios, lo que la mayoría considera suicida.

La inflación y la fiscalidad marcan la previa del debate. Todos los partidos se van a referir a ellas. El aumento de los precios está en todas las conversaciones y las recetas de los partidos se van a examinar con lupa. También la política tributaria que aplica el Consell.  

La mayoría de las propuestas de los partidos del centro derecha pasan por la rebaja generalizada de impuestos y el jefe del Consell,Ximo Puig, también se ha sumado a la vuelta del verano con una propuesta que desgranará hoy pero que tiene en las deducciones y en una posible deflactación de tramos del IRPF, especialmente los que afectan a las rentas más bajas, sus claves; eso después de rebajar hace unos meses distintas tasas e implantar medidas como rebajas en bonos de transportes. Una propuesta que aparecerá negro sobre blanco junto a los presupuestos de 2023.

Sesión con muchas novedades

Si el Consell llegaba a la sesión del año pasado sumido en un momento delicado por las tensiones que ya emergían para el presupuesto o la tasa turística, este año el ejecutivo llega más cohesionado, con menos broncas públicas y aparentemente más liberado de tensiones a ocho meses de las elecciones. El año pasado las palabras más repetidas fueron recuperación y reconstrucción tras superarse lo peor de la crisis sanitaria y con los fondos europeos ya en goteo constante. 

Las seis portavoces en las Corts

El panorama es hoy distinto, la guerra de Ucrania y el encarecimiento de las energías y de los productos básicos, que asomaba el año pasado, no se presentaba aún en toda su magnitud. 

Ahora sí lo hace. El año pasado el discurso del presidente era el de un nuevo pacto para el refuerzo del estado de bienestar que profundizara el de los inicios del autogobierno. Hoy será distinto, con medidas de choque por pura necesidad para paliar el coste de la vida. Las urgencias mandan. 

El de hoy es el último debate de política general en las Corts, antes de las elecciones autonómicas de 2023, una cita que sirve para examinar la gestión del Botànic II y para fijar los objetivos en los meses que restan de legislatura con el presupuesto de 2023 en la agenda ya que el primer cuatrimestre del próximo año acabará con la disolución de la cámara y las elecciones autonómicas. 

Si el año pasado debutaban como síndicas en un debate de política general Pilar Lima (Unides Podem), María José Catalá (PP)y Ruth Merino (Ciudadanos hoy lo hacen papi Robles (Compromís) y Ana Barceló (PSPV) lo que deja a la portavoz de Vox Ana Vega como la más curtida en este debate. El año pasado debutaba un vicepresidente, Héctor Illueca, y hoy lo hace la vicepresidenta, en este caso de Compromís, Aitana Mas, que sucedió antes del verano a la dimitida Mónica Oltra. 

Compartir el artículo

stats