Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los funcionarios valencianos se aseguran su 'Gordo' de Navidad

La Generalitat abonará el 22 de diciembre los atrasos por el aumento de sueldo del 1,5 % adicional correspondiente a 2022 y la última nómina del año

Personal funcionario en una conselleria

Los funcionarios de la Generalitat van a tener una alegría el próximo 22 de diciembre. Independientemente de si resultan agraciados en el sorteo del Gordo, los trabajadores públicos valencianos cobrarán ese día los atrasos relativos al aumento de sueldo del 1,5 % adicional aprobado hace unos meses por el Gobierno y que tiene carácter retroactivo a 1 de enero de 2022. Asimismo, la nómina mensual será abonada ese mismo día.

La administración valenciana está obligada a replicar a escala autonómica ese acuerdo estatal, que supone un sobrecoste de 140 millones de euros (y que asciende a 350 millones si se computa el incremento del 2 % rubricado a inicios de año) para la caja pública valenciana.

El aumento salarial pilló a contrapié a la Conselleria de Hacienda, sumida entonces en la elaboración de los presupuestos autonómicos de 2023 y sin apenas margen de maniobra para 'encontrar' esos 140 millones extra con el ejercicio tocando a su fin.

La ley da de margen hasta marzo de 2023 para abonar esa diferencia, pero la Generalitat ya se comprometió a realizar el desembolso en diciembre. Finalmente, ha optado por realizar un "gran esfuerzo", según destacan desde Hacienda, y adelantar unos días el pago del dinero adeudado a los funcionarios, que se unirá además a la nómina de diciembre.

Según los cálculos del sindicato UGT, la suma de esos atrasos derivados del aumento del 1,5 % mensual desde enero puede traducirse en 'aguinaldos' de hasta 733 euros para aquellos funcionarios de rango más alto (categoría A1).

Más deuda con el Estado

El DOGV ha evidenciado este miércoles las dificultades que ha tenido la Generalitat para abonar en tiempo y forma los atrasos del aumento de sueldo retroactivo. El boletín oficial ha publicado el acuerdo del Consell por el cual la Conselleria de Hacienda genera un crédito por importe de más de 140 millones de euros para hacer frente al incremento retributivo desde principios de año.

Sabedor de que muchas autonomías no cuentan con la liquidez suficiente para aplicar ese aumento de sueldo que se firmó a finales de año, el Gobierno puso a disposición de los ejecutivos autonómicos sus instrumentos de financiación. Así, la Generalitat ha recurrido de nuevo al Fondo de Liquidez Autonómica (FLA).

Es una herramienta de sobra conocida por el gobierno valenciano, ya que la histórica infrafinanciación que sufre la autonomía la ha convertido en el cliente más fiel del FLA desde su puesta en marcha en 2012.

Salvo cambio de tendencia drástico, este año se alcanzará la simbólica cifra de 100.000 millones de euros solicitados al Estado. Unas operaciones de financiación para esquivar la falta de recursos llegados desde el Gobierno central que sin embargo no salen gratis. Mientras otras autonomías pueden financiarse en los mercados a mejores condiciones, la Generalitat ha tenido que pagar casi 3.000 millones de euros en concepto de intereses

Según desgrana el DOGV, de los 140.885.768,45 euros solicitados al fondo de liquidez, 108 millones irán directos a ese aumento de las nóminas de todos los empleados públicos de la Generalitat, incluido el sector público instrumental. Por su parte, se destinará poco más de 3,5 millones a gastos corrientes y 29,3 millones a transferencias corrientes.

Funcionarios en València EFE

Compartir el artículo

stats