El Consell defiende que reordenar el mapa sanitario es una decisión compleja que hará más eficiente el sistema

El PSPV considera que la medida puede abocar al cierre de "muchos centros de salud"

Marciano Gómez, conseller de Sanidad.

Marciano Gómez, conseller de Sanidad. / HÉCTOR FUENTES

J. Hernández

La portavoz del Consell, Ruth Merino, ha defendido este martes que el objetivo del conseller de Sanidad, Marciano Gómez, de reordenar el mapa sanitario de la Comunidad Valenciana es una decisión "muy valiente", aunque "compleja". "Pero estoy convencida de que va en el buen camino de tener una sanidad cada día mejor para todos los valencianos", ha manifestado en su comparecencia tras la reunión semanal del gobierno autonómico.

Merino ha destacado que Gómez, como médico, conoce "en profundidad" la sanidad de la Comunidad y es consciente de "la problemática muy compleja que tiene". "Y lo está haciendo de forma muy valiente porque son decisiones complejas para abordar decisiones difíciles", ha señalado.

La reordenación del mapa sanitario es uno de los objetivos que se ha marcado el conseller desde que tomó posesión. Según expuso hace meses, "seguramente será reinventar" este mapa y "acoplar" la cartera de servicios de los hospitales en función de las necesidades de los ciudadanos para "hacer más eficiente el sistema.

Este pasado lunes, el presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, apostó por "repensar" el mapa sanitario con el objetivo de atender "con equidad" en las áreas "más al extrarradio" de la Comunidad Valenciana, en las zonas de difícil cobertura. "Estamos estudiando medidas que puedan mejorar, de una vez por todas, la atención en igualdad de condiciones sanitarias en todos los territorios", explicó.

Una de las primeras reacciones es la del portavoz de Sanidad del PSPV en Las Cortes, Rafael Simó, quien ha alertado que con la decisión de la Generalitat de reordenar el mapa sanitario "puede ocurrir lo que pasa en Madrid donde, con un modelo similar, se han acabado cerrando muchos centros de salud".

"Repensar el mapa sanitario no solucionará nada y puede suponer que los ciudadanos tengan que desplazarse a hospitales diferentes de los que suelen acudir o que cada día les atienda un médico diferente porque los facultativos tienen que ir rodando por todo el territorio", ha aseverado en declaraciones remitidas a los medios.

Frente a ello, el diputado socialista ha exigido a Gómez que ponga orden en la conselleria" y que "no nos aboque a un caos innecesario".

"El conseller de Sanidad enfada día si y día también a los representantes sindicales", ha criticado, además de acusar al presidente de la Generalitat, el popular Carlos Mazón, de que "sus ocurrencias nos abocan a un caos lleno de incertidumbres".

Zonas de difícil cobertura

Este pasado lunes, Mazón apostó por "repensar" el mapa sanitario con el objetivo de atender "con equidad" en las áreas "más al extrarradio" de la Comunidad Valenciana, en las zonas de difícil cobertura. "Estamos estudiando medidas que puedan mejorar, de una vez por todas, la atención en igualdad de condiciones sanitarias en todos los territorios", explicó.

Por parte de los sindicatos, UGT Serveis Públics PV considera que "en primer lugar lo que tiene que hacer el conseller es poner la propuesta negro sobre blanco y explicarla a los sindicatos para poder estudiarla y valorarla. Eso con carácter previo. En segundo lugar, si lo que se propone es crear macrodepartamentos con movilidad entre el personal esta debería ser voluntaria y retribuida, nunca forzosa", apunta Eva Plana, secretaria del sector Salud.

Rosa Atiénzar, secretaria general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO-PV (FSS CCOO-PV), señala que también desconocen la propuesta concreta del Consell y que les preocupa una reforma unilateral del mapa sanitario.

"Recordemos que la Ley General de Sanidad (LGS) define las áreas de salud como las estructuras fundamentales del sistema sanitario y, salvo determinadas excepciones, fija que extenderán su acción a una población no inferior a 200.000 habitantes ni superior a 250.000. Si lo que plantea el conseller es reducir las áreas, no lo compartimos porque no va a servir para mejorar la calidad asistencial y va a empeorar las condiciones de trabajo. Ese sería un modelo que avanza peligrosamente hacia uno como el de Madrid, que ya se ha demostrado fallido y rompe con el modelo sanitario".

"En CCOO apostamos por mantener los departamentos de salud y crear estructuras supradepartamentales que engloben las unidades de referencia en patologías supraespecializadas. En todo caso, pensamos que lo más conveniente es que el conseller presente a los sindicatos de la mesa sectorial la propuesta por escrito y abra el proceso de negociación en lo que afecta a las condiciones de trabajo del personal que pudiera verse afectado", apunta la representante.

El Sindicato Médico adelanta que se opondrá a que se implanten medidas encaminadas a "empeorar aún más las condiciones laborales de los médicos como las mega áreas" sin otras contrapartidas. "Esto solo servirá para que nuestros compañeros huyan más rápidamente hacia lugares donde se les trate dignamente".

Condiciones laborales

"Cualquier solución a la falta de médicos en las llamadas áreas de difícil cobertura pasa inevitablemente por la mejora las condiciones laborales. Cualquier medida que suponga una merma de estas solo redundará en la perdida de profesionales y en la cronificación de este problema. Soluciones centradas en socavar derechos y mermar las condiciones laborales de los médicos solo van a servir para que se agrave este problema", afirma la organización.

"Reordenar un mapa sanitario no debe suponer en ningún caso el deterioro de las condiciones laborales a base de aumentar el área geográfica por la que tienen que desplazarse los facultativos, más allá de lo que hoy en día es un departamento. Para solucionar el grave problema de las áreas de difícil cobertura es imprescindible hacer más atractivos estos puestos de trabajo y eso solo se consigue, con mejoras en condiciones laborales y retributivas , evitando sobrecargas en agendas, en el número de guardias etc. ; y finalmente facilitando la estabilidad en los contratos, tal y como se ha comprometido la Conselleria de Sanidad con contratos de larga duración a los MIR que finalizan cada año".