Hortensia Herrero revoluciona la cultura en el Año Sorolla

Hortensia Herrero revoluciona la cultura en el Año Sorolla

Hortensia Herrero revoluciona la cultura en el Año Sorolla

El año que termina deja tras de sí doce intensos meses en el panorama cultural, marcado por dos importantes hitos: el Año Sorolla, que conmemora los 100 años de la muerte del pintor valenciano, y la inauguración del esperado Centro de Arte Hortensia Herrero, en el Palacio de Valeriola en la céntrica calle del Mar de València. Un año cultural que no ha vivido ajeno al cambio político tras las elecciones del mes de mayo. Con la cartera de Cultura en manos de Vox, muchas eran las dudas sobre el futuro modelo de las instituciones culturales públicas valencianas.

La inauguración el pasado mes de noviembre del Centro de Arte Hortensia Herrero ha sido, sin duda, uno de los momentos más interesantes de la escena cultural valenciana. Tras cinco años de rehabilitación, el Palacio de Valeriola resurgía en pleno corazón de la ciudad como nuevo foco cultural, de la mano de la mecenas Hortensia Herrero, quien reúne en el singular espacio cerca de un centenar de obras de casi 50 artistas de su colección particular. La conforman artistas de primer nivel nacional e internacional como David Hockney, Julian Opie, Alexander Calder, Roy Lichtenstein, Manolo Valdés, Jaume Plensa, Antonio Saura, Miquel Navarro, Joan Miró o Juan Genovés.

El nombre de la mecenas valenciana se ha codeado este 2023 con uno de los «gigantes» de la pintura: Joaquín Sorolla. Aunque al Ministerio de Cultura le costó arrancar, fue por fin en febrero cuando la Comisión Nacional del Centenario Sorolla aprobó la programación oficial de actividades, que han incluido -sobre todo- exposiciones por toda la geografía española. València, tierra natal del maestro de la luz, ha sido una de las que más se ha volcado con su paisano. Así, el Museo de Bellas Artes ha aprovechado la efeméride para inaugurar una sala monográfica dedicada al pintor. Otras exposiciones a destacar dedicadas al artista han sido las inmersivas que hasta este mes se puede visitar en La Marina y la novedosa «Sorolla a través de la luz», en la Fundación Bancaja, con obra real, combinada con una experiencia virtual e inmersiva. Precisamente, esta entidad celebra este 2023 un importante hito en su historia, ya que ha cumplido 10 años como institución privada e independiente.

Y si la Fundación Bancaja está de enhorabuena, momentos más delicados han vivido este año otras instituciones como Bombas Gens Centre d’Art o el Centre del Carme Cultura Contemporània.

Aunque fue en noviembre de 2022 cuando se supo que Bombas Gens y la Generalitat estaban en conversaciones para que la Administración pública se hiciera cargo de su gestión, no ha sido hasta este año -hace apenas unos días- cuando se ha sabido que finalmente la antigua fábrica de Marxalenes será un centro de arte digital. Sin embargo, aún quedan incógnitas al respecto como el destino de su colección.

El Centre del Carme vivió también el mes pasado un revés con la destitución del que había sido su director, José Luis Pérez Pont, durante los últimos siete años. Esta ha sido la primera salida de un cargo desde la llegada de Vox a la conselleria.