Nino Bravo, más vivo que nunca

Cincuenta años después de la muerte del cantante de Aielo de Malferit, los fans del artista han vuelto a comprar sus discos y vinilos en las tiendas de València porque las canciones «les evocan nostalgia»

Juan Vitoria

Juan Vitoria / Elena Martínez

Sólo fueron cuatro años de trayectoria artística en solitario. Sin embargo, canciones como «Noelia», «América», «Cartas amarillas» o «Un beso y una flor» se han convertido en auténticos himnos que han marcado a muchas generaciones. 

Un 16 de abril del año 1973, Nino Bravo fallecía a causa de un accidente de tráfico a los 28 años de edad. El trágico suceso, que impactó a todos sus seguidores, llenó portadas en los distintos medios. Sin embargo, cincuenta años después de su muerte, su figura sigue más viva que nunca. Su familia y seguidores son, en gran parte, culpables de ello porque, como dicen, «nadie muere mientras es recordado». 

«A pesar de los años transcurridos, la sociedad no ha dejado de admirar y recordar a un cantante que lo dio todo. Se han cumplido cinco décadas de aquel aciago 16 de abril en el que Luis Manuel Ferri Llopis se nos fue y Nino Bravo se entregó a la inmortalidad», señala su biógrafo Darío Ledesma, quien, además, es el comisario de la exposición dedicada al artista en el Ateneo Mercantil de València, la mayor muestra realizada en la ciudad.

Por eso, este 2023, declarado año Nino Bravo, ha estado repleto de actividades en torno a su figura, que han permitido que la sociedad conozca en mayor profundidad no sólo su faceta artística, sino también personal. Sin duda, todas las instituciones se han volcado en esta efeméride e, incluso, el artista será nombrado Hijo Adoptivo de la Ciudad de València e Hijo Predilecto de Aielo de Malferit. Una marcha mora y cristiana, actuaciones o una exposición fotográfica en la plaza de la Reina con fotografías de José Torres son sólo algunos de los eventos que se han desarrollado este año. Incluso, en Fallas, durante los minutos previos a la «mascletà», los miles de presentes corearon una de sus canciones. 

Aumento de discos

Los seguidores de este artista valenciano, que no sólo ha sido reconocido nacionalmente sino también internacionalmente, se han empapado de esa nostalgia. 

El «boom» por Nino Bravo también ha llegado a las tiendas de vinilos valencianas. Universal Music ha decidido lanzar una edición limitada con algunos de los temas más emblemáticos del cantante de Aielo de Malferit en vinilos de colores. Sin duda, han arrasado en gran parte de las tiendas. 

«Las compañías utilizan estas muertes para sacar dinero y reeditan los vinilos, que en el caso de Nino Bravo no son muy caros», explica Juan Vitoria, dueño de la tienda valenciana Discos Ámsterdam, quien añade que esta tendencia llegó a España hace unos diez años con el «Record Store Day». Se trata de ediciones especiales que contienen temas inéditos o que son de color. «Son vinilos atractivos que pretenden evocar esa nostalgia», recalca. En su caso, explica que ya no tiene ningún disco del artista. «Somos una tienda de rock, pero Nino es muy respetado entre nuestros compradores,ya que tiene mucho de soul», reivindica. 

Gente mayor

En este sentido, Mario Ballester, de Discos Oldies, señala que, en el caso del artista valenciano, «durante este año, y coincidiendo con los 50 años de su muerte y el nombramiento del año Nino Bravo, ha venido mucha gente mayor a por estos discos porque se acuerdan de que era un cantante que les gustaba y ahora vuelven a escucharlo porque existe esa nostalgia». 

En el caso de esta tienda valenciano, los compradores -entre los cuales también hay gente joven- han apostado por los discos y vinilos de segunda mano, que también pueden encontrarse en plataformas digitales con precios muy variados. «Como se lanzaron tantos vinilos en su momento, es fácil encontrarlos a un buen precio y, además, mucha gente los vende en las plataformas», señala Ballester. 

Como explica el biógrafo, el legado de Nino ha pasado de generación en generación. Cualquiera conoce alguna de sus canciones más emblemáticas. «Esas canciones, que fueron cinco: «Te quiero, te quiero», «Un beso y una flor», «Libre», «Noelia» y «América» las consiguió en dos años y medio. Fue la carrera artística mejor aprovechada de todo el mundo. Sólo en dos años y medio ha logrado un legado que 50 años después todavía sigue entre nosotros», reivindica. 

Tina Turner o Sinéad O’Connor

Sin embargo, no sólo han adquirido sus discos y vinilos tras su muerte los seguidores de Nino Bravo. También ha ocurrido tras la reciente muerte de la reina del «rock and roll» Tina Turner o Sinéad O’Connor este año. 

«Las compañías se aprovechan de la muerte por la nostalgia que genera entre sus seguidores», señala Ballester, quien añade que la gente vuelve a redescubrirlos y, por eso, hay un incremento de adquisiciones. «Es una lástima que se acuerden cuando ya han muerto. Se acuerdan que les gustaba y de sus canciones y los compran», concluye.