Ford pierde su gigafactoría europea de baterías para el vehículo eléctrico

El fracaso del proyecto refuerza la opción de que VW venda celdas a la firma americana para su planta de Almussafes

Ford prueba dos Mustang eléctricos en los alrededores de la factoría de Almussafes, en una imagen captada el 16 de febrero. | GERMÁN CABALLERO

Ford prueba dos Mustang eléctricos en los alrededores de la factoría de Almussafes, en una imagen captada el 16 de febrero. | GERMÁN CABALLERO / ramón ferrando. valènciaramón ferrando

La multinacional Ford se ha quedado sin su propia gigafactoría de baterías para el coche eléctrico en Europa. La multinacional del óvalo, la coreana LG y la turca Koç han cancelado la construcción de una megaplanta similar a la gigafactoría de Volkswagen en Sagunt por el lento despegue del vehículo eléctrico en el continente. La planta se iba a construir en Turquía. La compañía con sede en Detroit también acaba de frenar la electrificación de la planta de Almussafes por el bajo nivel de ventas de coches eléctricos en Europa, aunque asegura que mantiene sus planes de inversión y ha pedido ayudas del segundo perte del Vehículo Eléctrico y Conectado (VEC).

El fracaso del proyecto turco refuerza la opción de que PowerCo (filial de baterías de Volkswagen) venda celdas a la firma americana para los coches eléctricos que va a producir en Almussafes. El grupo automovilístico alemán quiere que su filial PowerCo se convierta en un proveedor global de baterías. La agencia Reuters informó en marzo de la existencia de un acuerdo entre Volkswagen y Ford para suministrarle celdas para 1,2 millones de coches eléctricos que la enseña americana fabricará en la plataforma eléctrica MEB en Colonia.

Volkswagen planeó inicialmente que la gigafactoría de Sagunt tuviera una capacidad de producción de 40 gigavatios hora (GWh) al año, pero ahora tiene en mente ampliarla a 60 GWh (pasando de invertir 3.000 millones a 4.500 millones) para poder vender a terceros.

Ford, LG y Koç anunciaron en febrero que habían firmado un memorando no vinculante para formar una nueva empresa a través de una joint venture para construir y gestionar una de las plantas de baterías de coches más grandes de todo el continente. La gigafactoría iba a contar inicialmente con una capacidad de producción de 25 GWh para aumentarla después hasta los 45 GWh al año. La planta turca iba a estar cerca de Ankara y el objetivo era arrancar la producción en 2026.

LG es uno de los principales productores de baterías para el coche eléctrico del mundo (tiene una capacidad de producción de 200 GWh) y ya suministra celdas a Ford desde su planta en Polonia.

La multinacional del óvalo mantiene una estrecha colaboración con Koç (que es el principal conglomerado empresarial de Turquia) desde hace sesenta años.

El lento despegue de las ventas de coches eléctricos está frenando los grandes proyectos de electrificación. Volkswagen tenía inicialmente la intención de montar seis gigafactorías de 40 GWh para fabricar baterías y de momento se va a centrar en su planta alemana de Salzgitter y en la de Sagunt. La propia LG, que es proveedor de Ford desde 2011, iba a doblar la capacidad de producción de su planta de baterías en Polonia, pero lo ha aplazado.

Koç subrayó al cancelar la gigafactoría que iba a hacer con Ford y LG en Turquía que «teniendo en cuenta el ritmo actual de compra de vehículos eléctricos, el momento no es apropiado para una inversión en celdas de baterías». La idea inicial era poner la primera piedra antes del fin de 2023 para comenzar la producción en 2026. Las baterías de la planta turca iban a ser para los vehículos comerciales de Ford, la mayoría E-Transit (la versión eléctrica de la furgoneta Transit).

A pesar de la cancelación de la empresa conjunta, tanto Ford como Koç reafirmaron su compromiso de impulsar la producción de vehículos eléctricos y expresaron su intención de evaluar posibles inversiones en celdas de baterías en el futuro, según la compañía turca.

Tipos de interés

La firma coreana LG también suministra baterías para el coche eléctrico a otros fabricantes como General Motors o Tesla. En octubre, LG advirtió sobre una desaceleración del crecimiento de los ingresos en 2024 debido a las incertidumbres económicas globales que afectan las perspectivas de ventas de vehículos eléctricos. Los fabricantes creen que el crecimiento de las ventas de los coches eléctricos no va a ser inicialmente tan alto como se esperaba por la subida de los tipos de interés, que complican las ventas de vehículos a plazos.

Dos años para el arranque de la producción en Parc Sagunt

PowerCo inició la semana pasada los trabajos previos de construcción de la gigafactoría de baterías para el coche eléctrico de Sagunt. Volkswagen tiene intención de iniciar la producción a gran escala en 2026. La planta valenciana va a producir baterías para 800.000 vehículos de la marca alemana al año. La gigafactoría proveerá de celdas a las plantas de Seat en Martorell (Barcelona) y VW en Landaben (Navarra). En una segunda fase quiere vender celdas a terceros.