La oposición dice que la "mascletà" de Madrid es «para ofrendar nuevas glorias al PP»

PSOE y Compromís quieren saber cuánto dinero le cuesta la fiesta pirotécnica a las arcas de València

Mascletà de las pasadas Fallas

Mascletà de las pasadas Fallas / RLV

Moisés Domínguez

Moisés Domínguez

La oposición municipal ha focalizado en dos aspectos su crítica a la «mascletà» que se disparará en Madrid. El primero, y más importante, que lo consideran un «acto de partido», del PP, para mayor gloria de los dos alcaldes. Y aparte, aunque es el ayuntamiento de Madrid el que pagará el disparo, cuestionan cuánto le costará a la ciudad de València. 

Compromís ya abrió el fuego apenas una hora después de acabar la reunión del martes en Madrid, y ahora el grupo municipal anuncia que va a presentar una pregunta «para conocer hasta el último euro que esta acción cuesta a los valencianos y valencianas y vigilaremos el enfoque que al mismo se le dé». «Y actuaremos así equilibradamente, -afirma el concejal Pere Fuset- pensando siempre en las necesidades reales de la fiesta grande de València y no en la propaganda política». 

"Utilización de las Fallas"

Coincidente es el otro aspecto con el Grupo Municipal Socialista, cuya edil Nuria Llopis tilda de «utilización de las Fallas» para «ofrendar nuevas glorias al Partido Popular y a sus dirigentes a costa del dinero público un acto político de autopromoción pagada con dinero público». «El Partido Popular -añade Llopis- está utilizando nuestras fiestas sin ningún pudor para que sus alcaldes se den publicidad. Lo que ha hecho el PP sinceramente es de tener muy poco respeto por la fiesta más grande de nuestra ciudad que son las fallas porque llevar la mascletà a Madrid no es para promocionar la fiesta, sino por una promesa entre colegas» en alusión a que el disparo se produce al coincidir que tanto José Luis Martínez Almeida como María José Catalá han alcanzado las alcaldías de las ciudades. Llopis sostiene que la promoción en Madrid «es constante» y «para disparar una mascletà y promocionar las fiestas hay infinidad de lugares dentro y fuera de Europa para atraer visitantes». Parafraseando al himno de la Comunitat Valenciana, lo tilda de un acto «para ofrendar nuevas glorias al PP y a sus dirigentes a costa del dinero público». El PSOE asegura que «seguimos sin saber quien paga todo esto». 

Pasando factura al veto en las Campanadas

El concejal de Compromís Pere Fuset ya expresó el martes sus dudas de que «promocionar en Madrid las Fallas sea una prioridad» en atención a la masiva presencia de público madrileño ya de por sí». Y aprovechó para saldar viejas deudas con el PP, cuando ese partido «llegó a vetar el trabajo de los pirotécnicos en la fiesta de Nochevieja» en alusión a lo sucedido el 31 de diciembre de 2015.