Sara Bonillo y el equipo CXSueca representarán este domingo al ciclocrós español en la prueba élite-sub23 femenina de la Copa del Mundo de Dublín (Irlanda). La suecana volverá así a la máxima competición internacional después de haber participado el pasado 23 de octubre en la cita de Tabor (República Checa), donde ocupó el puesto 50.

«Según teníamos previsto en la planificación que hicimos a principio de temporada, hemos completado un primer bloque de catorce carreras, doce de ellas internacionales, antes de hacer una pequeña parada de dos semanas. Ahora toca retomar la segunda parte de la temporada, donde tenemos bonitos retos como tratar de ganar la Copa de España en casa y afrontar con garantías el Nacional de enero», explica la ciclista de Sueca.

Ilusión por correr en Benidorm

«También me hace mucha ilusión poder disputar la Copa del Mundo de Benidorm. No todos los días se puede correr una prueba así en tu tierra y ante tu público. Solo de pensarlo me emociono», asegura una Sara Bonillo que también mira de reojo el Campeonato del Mundo de Hoogerheide. 

«Hace dos años estuve convocada y me lo perdí por culpa del Covid. Aquello fue muy duro. Espero poder estar esta vez y repetir la experiencia que viví en mi primer año como sub23 en Suiza», concluye la suecana.