El refugio de la Guerra Civil del Ayuntamiento de València reabre

H.G.

El refugio antiaéreo de la Guerra Civil que existe en la Casa Consistorial abre de nuevo sus puertas al público este jueves, 26 de octubre. En palabras del concejal de Acción Cultural, Patrimonio y Recursos Culturales, José Luis Moreno, "se trata de uno de los 41 refugios públicos que llegaron a estar en uso en nuestra ciudad desde el verano de 1937 para proteger a la población de los bombardeos producidos durante la Guerra Civil española". Para poder visitarlo se debe acceder por la entrada de la Sala Municipal de Exposiciones.

Debido a las obras de remodelación del Museo Histórico Municipal, que comenzaron el pasado año y finalizan en estos meses, el refugio tuvo que suspender sus visitas. Aunque dichas obras no han afectado al refugio como tal, sí que han contemplado la repristinación del pasillo de acceso al mismo, originalmente correspondiente a la parte sur del claustro de la Casa de la Enseñanza, edificada por el arzobispo Andrés Mayoral a mediados del siglo XVIII, donde se instaló el actual Ayuntamiento cien años más tarde.

En concreto, los trabajos han permitido recuperar las arcadas originarias de la galería porticada, así como instalar un nuevo sistema de iluminación. Por lo que respecta a la Sala Municipal de Exposiciones, la remodelación ha posibilitado la implementación de nuevos sistemas de climatización e iluminación.

El refugio ha estado cerrado durante varios meses por las obras en el Archivo Municipal

El refugio ha estado cerrado durante varios meses por las obras la Sala Municipal de Exposiciones / A.V.

El refugio se construyó en 1938 para dar protección a la infancia que todavía albergaba la Casa de la Enseñanza, pues hasta esa fecha convivieron la función educativa y administrativa del edificio. Y seguramente acogió también a personal funcionario durante alguno de los muchos bombardeos que sufrió la ciudad durante la contienda.

Se abrió al público por primera vez en 2017, durante el anterior gobierno progresista. El refugio, que había sido utilizado como almacén, tuvo que ser rehabilitado y acondicionado para recuperar el aspecto que tenía originalmente. En la actualidad, cuenta con paneles informativos en las cabeceras de las naves y una pantalla para proyectar cuatro audiovisuales que recogen imágenes sobre los bombardeos y varios testimonios de quienes lo vivieron en primera persona. También hay información relativa al resto de refugios antiaéreos que llegaron a existir en València.

Además de poder visitar y conocer parte de la historia de la ciudad, el refugio facilita una oferta didáctica que comprende actividades para todos los públicos y otras orientadas a colectivos, tanto grupos educativos como asociaciones. Las actividades para todos los públicos se reservan a través del teléfono (96 208 13 90) o el email que se indica en la ficha de cada actividad, por el contrario las actividades para colectivos se solicitan a través de un formulario.