La Policía Nacional ya ha desarticulado este año 45 puntos de venta de droga en València

El número de detenidos en operaciones especiales supera las 2.000 personas

Con estos datos, el cuerpo responde a la petición de Catalá de poner más agentes en los barrios conflictivos

Intervención de la Policía Nacional en Orriols.

Intervención de la Policía Nacional en Orriols.

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado 45 puntos de venta de droga y han detenido a más de 2.000 personas en la ciudad de València durante dispositivos de prevención del año 2023. Los agentes han identificado a 7.730 personas y han levantado un total de 14.000 actas de tenencia por tenencia de drogas y 1.700 de armas blancas, según han informado las fuerzas de seguridad. Estos datos han sido difundidos después de que la alcaldesa de València, María José Catalá, se reuniera con el jefe superior de la Policía Nacional, Jorge Marti, y le reclamara más presencia de este cuerpo de seguridad en los barrios más conflictivos.

La Policía Nacional ha desplegado durante este año en la ciudad de València múltiples operativos en barrios con puntos negros, como la Malva-rosa y Orriols, así como en zonas de ocio de Ciudad Jardín, destinados a la prevención de actividades delictivas y a la reducción de la inseguridad ciudadana.

El último despliegue tuvo lugar en el barrio de Orriols el pasado jueves 23 de noviembre. Este operativo contó con la participación de diferentes unidades, tales como la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), el Grupo de Respuesta Inmediata a la Criminalidad (GRIC), Guías Caninos, el Grupo Operativo de Respuesta (GOR) de Exposición y la BPEF.

Datos de la última intervención en Orriols

Como resultado de los controles establecidos, 85 personas fueron identificadas y 12 personas propuestas para sanción por la Ley 4/2015, siendo 11 actas por tenencia de drogas. Además, los agentes detuvieron a 11 personas.

Por otra parte, el pasado 2 de noviembre, se dispuso otro operativo de prevención de la delincuencia en el mismo barrio al objeto de mantener la seguridad ciudadana y la prevención de la venta y consumo de drogas en vía pública.

Como resultado de los controles sobre vehículos y personas, los agentes detuvieron a siete personas por reclamaciones judiciales, quebrantamiento de orden de alejamiento, violencia de género e infracción a la ley de extranjería. Asimismo, levantaron 40 actas de tenencia de droga y 14 de armas blancas, identificando a decenas de personas. El operativo contó con la intervención de 150 agentes.

Coordinación con la Policía Local

Igualmente, estos operativos también se han llevado a cabo con la debida coordinación con la Policía Local de València a la que la Policía Nacional ha apoyado en todas aquellas competencias que son propias del cuerpo local, como es el caso del botellón, así como la prevención de actos incívicos y ocupación de espacios públicos.

También se han desplegado dispositivos especiales con motivo de acontecimientos y festividades celebradas en València, como las Fallas, la noche de San Juan o más recientemente Halloween, contando con un refuerzo de agentes uniformados y de paisano así como de patrullas a pie y en vehículos rotulados y camuflados, con el fin de garantizar la seguridad ciudadana y la prevención de alteraciones del orden público.