Ocurrió sobre las 17.30 horas de la tarde de ayer. Un hombre de 82 años de edad fue embestido durante la celebración del Bou en Corda de Ontinyent. Tal y cómo se puede apreciar en el vídeo que acompaña a estas imágenes, el varón formaba parte del grupo de gente que quería escapar del toro y no consigue hacerlo tras un arreón del animal. El astado lo empuja con violencia y lo voltea y tras un par de cornadas en el suelo, el toro es arrastrado por otros corredores con la cuerda que tenía atada en la cabeza. En las imágenes se aprecia que un joven pasa por el lado del anciano y también intenta escapar del animal, él si lo consigue.

El hombre de 82 años fue trasladado al hospital con traumatismo frontal y occipital izquierdo, además de sufrir un corte en la mano izquierda. Su pronóstico es reservado

El vídeo de la cogida ha sido ampliamente compartido por redes sociales:

Balance de atenciones

La cogida del anciano fue el episodio más triste del Bou en Corda del fin de semana. Pero no fue la única atención. El sábado, una mujer de 60 años fue atendida por un golpe en el costado derecho y la rodilla izquierda tras tropezar durante la exhibición de la "vaqueta". En el primer toro, una mujer de 16 años fue atendida por laceración en la rodilla derecha y corte en el labio inferior. También sufrió un hematoma leve frontal. A su vez, los medios sanitarios también atendieron a un varón de 29 años por hematoma en pierna derecha y traumatismo en la izquierda por un pisotón del toro. Fue trasladado al hospital. Otro hombre de 36 años fue atendido por esguince en el pie derecho. Las cuatro afectados son de Ontinyent.

El domingo, por su parte, una mujer de 47 años resultó herida en la mano derecha y también fue trasladada por Protección Civil al hospital. A su vez, un hombre de 52 años fue atendido en el propio recinto tras registrar un traumatismo en una falange de la mano izquierda. Era uno de los portadores de la cuerda. Ese día también tuvo lugar la triste cogida del hombre de 82 años de edad. El viernes fue el día más tranquilo, ya que los medios sanitarios no atendieron a ninguna persona.