Morante no toreará en València

El artista sevillano corta la temporada y no actuará en la Feria de Octubre junto a Alejandro Talavante y el novillero Nek Romero

Morante volvía al Cap i Casal tras su ausencia por lesión de su muñeca derecha en la pasada Feria de Julio y su ausencia voluntaria en la pasada Feria de Fallas

Jaime Roch

Jaime Roch

El matador de toros Morante de la Puebla, que arrastra una lesión de muñeca desde el pasado mes de junio, ha decidido cortar definitivamente la temporada en la que hizo historia tras cortar un rabo en la Real Maestranza después de medio siglo. Así lo ha decidido el genio de la Puebla del Río tras actuar en la tarde de este viernes de Sevilla en el primer festejo de la feria de San Miguel, en el que reapareció después de de casi un mes sin torear.

Su apoderado, Pedro Jorge Marqués, ya ha informado a las empresas de la cancelación de los contratos que aún tenía que cumplir el diestro de La Puebla, incluyendo la propia plaza de Real Maestranza, donde tenía que haber actuado el próximo domingo en el tercer y último festejo del ciclo de la Feria de San Miguel.

Junto a este intenso fin de campaña, Morante de la Puebla toreaba el 8 de octubre en la Feria de Octubre de València una corrida de toros mixta, junto a Alejandro Talavante y el novillero de Algemesí, Nek Romero. Se lidiarán toros de Domingo Hernández y novillos de Fuente Ymbro. Una asuencia que a Espacios Nautalia 360, la marca de Nautalia Viajes para la gestión integral de cosos taurinos, le hará repensar el cartel. Y eso que durante la presentación de los carteles, la empresa confirmó su presencia.

Morante de la Puebla sale por la Puerta del Príncipe de Sevilla tras su histórica faena en la Feria de Abril

Morante de la Puebla sale por la Puerta del Príncipe de Sevilla tras su histórica faena en la Feria de Abril / EFE/Julio Munoz

La presencia del artista sevillano suponía su vuelta a València tras su ausencia por lesión de su muñeca derecha en la pasada Feria de Julio y su ausencia voluntaria en la pasada Feria de Fallas, ya que decidió iniciar su particular temporada el Domingo de Resurrección

"Las molestias persisten; vamos a ver hasta dónde llegamos" había advertido el mentor del diestro cigarrero en declaraciones anteriores en el diario El Mundo, sembrando de dudas la continuidad de su torero que precisamente reaparecía en Sevilla después de haber cortado provisionalmente la campaña tras su actuación en Ronda (Málaga) el pasado 2 de septiembre.

Otros festejos

Morante de la Puebla tenía que torear este mismo sábado en Úbeda (Jaén) y el domingo en Sevilla. El día 12 en Madrid y el doble compromiso -13 y 14 de octubre- de la feria del Pilar de Zaragoza, donde debía haber concluido la campaña antes de la guinda del festival del 15 de octubre en Sevilla. Una temporada intermitente

En el entorno de Morante ya se ha asumido que tendrá que afrontar una intervención quirúrgica, aunque la estrategia seguida hasta ahora –fallida- había pasado por reforzar la rehabilitación para fortalecer la muñeca y cumplir los compromisos contraídos hasta el final de la temporada.

El torero arrastra esa lesión desde el pasado 24 de junio en Badajoz, fecha en la que, además, sufrió una fractura costal que le obligó a un primer parón. Tuvo que esperar al primero de julio para reaparecer en la plaza de Zamora. Dos días después, toreando en el ruedo portugués de Vila Franca de Xira, sufrió una nueva voltereta que agravó los daños.