Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

UGT ‘esconde’ su pacto con la dirección europea de Ford hasta que hable Saarlouis

El sindicato mayoritario de Almussafes mantiene su silencio sobre lo acordado en Colonia cuatro días después y se escuda en la competencia con Saarlouis

El presidente del comité de empresa, Carlos Faubel, en las elecciones de 2015.

«Vamos a jugar con los tiempos a ver si ellos disparan primero. No queremos dar ninguna ventaja». Estas escuetas declaraciones son las únicas que han salido de la boca de UGT-Ford, el sindicato mayoritario de la planta de Almussafes, este lunes sobre el preacuerdo alcanzado en Colonia para que la fábrica valenciana siga optando a recibir adjudicaciones de eléctricos.

Cuatro días después de rubricar ese pacto sobre los ajustes a los que se sometería la plantilla valenciana si llegan nuevos modelos que garanticen la carga de trabajo, en Almussafes nadie sabe nada de lo acordado ni si será sometido a votación como se ha hecho históricamente. UGT aseguró que no aceptaría rebajas de sueldos y fijó la congelación salarial como última oferta, pero sigue escondiendo lo ofrecido porque en esa misma pugna está la fábrica de Ford en Saarlouis

Ambos centros compiten por esos modelos eléctricos y de ahí los recelos por airear los sacrificios ofrecidos a Detroit, que decide en junio. Según la prensa alemana, Saarlouis informará a la plantilla el miércoles, por lo que cabría esperar que UGT hiciera lo propio a partir de entonces.

Más allá del contenido, otras incógnitas flotan en el aire. El resto de sindicatos de Almussafes tampoco han sido informados del acuerdo y avanzaron este fin de semana que pedirán el «no» a la plantilla si lo firmado incluye una congelación salarial como ofreció la central ugetista.

Pero ni ese eventual referéndum está asegurado. Con mayoría absoluta en el comité, UGT podría sacar adelante cualquier acuerdo en solitario, si bien ha pedido el apoyo del resto para transmitir «unidad». Los minoritarios desconocen el procedimiento por el que optará UGT, pero recuerdan que estas consultas siempre se han sido vinculantes en la factoría valenciana.

Compartir el artículo

stats