Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un año sin comisionado en el área de salud de Manises

La Junta de Personal de Área de Salud reclama a Sanidad que nombre ya al cargo que fiscaliza la gestión de la concesionaria

Personal sanitario en el Hospital de Manises. | H.M.

El área de salud de Manises cumple un año sin comisionado, la figura designada por la conselleria de Sanitat encargada de fiscalizar la prestación sanitaria que realiza la concesionaria privada del servicio público. Desde el departamento autonómico indican que se están realizando gestiones para su nombramiento.

Tal como avanzó este diario, a finales de octubre de 2020 el comisionado del departamento de salud de Manises, que cubre 14 municipios con una población de 195.000 personas, dejó su puesto por jubilación. Ya entonces, la conselleria que dirige Ana Barceló aseguró a Levante-EMV que se estaban estudiando diferentes perfiles y que el sustituto ocuparía el puesto en breve. Doce meses después, el cargo sigue sin la figura clave para velar por la buena gestión de la empresa privada que presta la atención sanitaria.

Ante esta situación, la Junta de Personal del Área de Salud de Manises solicita la dimisión de la conselleria Barceló y lamenta que «se está engañando a la población para encubrir una gestión sanitaria sin traba alguna, dando total libertad de movimientos a una empresa privada dentro de un Departamento de Salud público».

Desde la Junta de Personal aseguran que durante la ausencia del comisionado, se han producido episodios de especial calado. Además, critican que el cargo nombrado por la conselleria se encarga de firmar y validar las peticiones de libres elecciones, que se trate a todos los pacientes por igual, rubricar las contestaciones a las quejas y sugerencias de los pacientes, entre otras.

Pero sobre todo, inciden en que durante estos doce meses la concesionaria ha eliminado la figura de las coordinaciones de enfermería de Primaria en sus Centros de Salud, ha cerrado el Centro de Especialidades de Mislata en julio y agosto, y su posterior apertura con servicios mínimos (tras la publicación del cierre por parte de Levante-EMV y la presión que hizo Mislata), y ha habido situaciones en el Centro de Especialidades de Aldaia, dejando solo a dos enfermeras para asumir todas las especialidades, problemas de estrés y ansiedad en el personal del Departamento provocadas por decisiones unilaterales tomadas por alguna persona encargada de la supervisión. También revela que la ausencia de un plan de vacaciones estival ha causado «la casi nula sustitución del personal. Esta falta de recursos humanos ha provocado cansancio y desgaste en el personal, y un deterioro en la calidad asistencial», censuran.

Ante esta situación, la Junta de Personal pregunta a la consellera que «si no considera necesaria esa figura, ¿por qué no prescinde de ella en el resto de Departamentos? ¿Qué tiene en contra de la población de Manises?». Además, resalta que «ya que el salario del comisionado/a está dentro de una partida presupuestaria, ¿a qué se está destinando? ¿Por qué no se emplea para reforzar la plantilla y mejorar la calidad asistencial?».

Deterioro de la calidad asistencial

Por esto, la Junta de Personal manifiesta «su rechazo a la demora y exigimos que se nombre ya a un comisionado/a, que el hecho de no poner esta figura no sólo perjudica y afecta a las personas trabajadoras, también deteriora y disminuye la calidad asistencial».

Por su parte, fuentes oficiales de la conselleria de Sanitat han asegurado que «se está gestionando la incorporación de un nuevo comisionado».

Compartir el artículo

stats