Hugo Guillamón ya está en casa. El internacional del Valencia ha regresado hoy a España con la selección después de un Mundial de Catar que tardará en olvidar. Para bien y para mal. El de l’Eliana ha llegado esta noche (21:30) a la estación de Joaquín Sorolla con el mal sabor de boca de la eliminación contra Marruecos en los octavos y la oportunidad perdida de haber disputado algún minuto en la Copa del Mundo. Sin embargo, sabe que esas malas sensaciones se irán transformando en mejores con el paso de las semanas y los meses.

Hugo, por encima de todo, vuelve con la satisfacción de haber representado a la Roja en un Mundial como valencianista (solo lo habían hecho 20 jugadores en la historia) y, sobre todo, haber vivido una experiencia personal única y al alcance de muy pocos futbolistas de élite. «Ha sido una experiencia increíble rodeado de un grupo fantástico. Ninguno deseaba que nuestro sueño acabara tan pronto», decía. 

Hugo se volvió a cero de Catar. Lo mismo que les pasó a los valencianistas Quique Flores y José Manuel Otxotorena en la edición de Italia’ 90. El de l’Eliana fue uno de los tres jugadores de campo que no participaron en el Mundial junto a Eric García y Jéremi Pino. Tampoco jugaron los porteros Robert Sánchez y David Raya. Hugo no estuvo al 100% físicamente en el primer partido del campeonato contra Costa Rica por culpa de las molestias en la rodilla que arrastraba del Valencia, pero a partir del segundo encuentro estuvo a disposición de Luis Enrique.

Su gran oportunidad de pivote o de central era el tercer partido de la fase de grupos contra Japón con una clasificación que parecía encaminada, pero ni la alineación tirando a titular de Luis Enrique (que no dio descanso al apercibido Busquets y a Rodri) ni la debacle de la segunda parte contra los nipones ayudaron.

Guillamón tendrá ahora unos días de vacaciones antes de incorporarse a los entrenamientos. El valencianista vuelve en modo Valencia y Eurocopa. Su objetivo ahora en clave club es lleva al equipo lo más arriba posible de la clasificación en LaLiga y aprovechar al máximo dos competiciones cortas como la Supercopa y la Copa del Rey. A nivel internacional, el futuro de Hugo está repleto de retos: afianzarse en la selección ya sea con Luis Enrique o con su sustituto en caso de que el asturiano no renueve y disputar la ‘Final Four’ de la Nations League en junio de 2023 o el Europeo Sub-21 que se disputará ese mismo mes justo a continuación.

De hecho, el seleccionador sub-21 Luis de La Fuente no descarta la posibilidad de que Guillamón baje a la Rojita para disputar el campeonato de la categoría. En el horizonte la Eurocopa de Alemania de 2024 y el Mundial americano de Cánada, México y EEUU de 2026 al que llegará con tan solo 26 años. Hugo está muy dolido por lo que ha pasado en Catar, pero también muy ilusionado en lo que está por llegar. Tiene toda la carrera deportiva por delante.