Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El TSJ suspende cautelarmente la enseñanza por ámbitos en 1º de ESO

El tribunal valenciano atiende un recurso de UGT sobre la agrupación de materias que la conselleria establece de forma obligatoria en este nivel

Foto de miembros del sindicato en la Ciudad de la Justicia de València.

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV) ha acordado la suspensión cautelar del artículo 11.3 del decreto de 5 de agosto del Consell, por lo que deja sin efecto la agrupación obligatoria por ámbitos de conocimiento en 1º de ESO, a tres semanas de que empiece el curso.

El alto tribunal ha dictado esta medida cautelarísima en una auto emitido ayer, al apreciar especial urgencia, ya que las clases comienzan el próximo 12 de septiembre. La decisión de la Sección Cuarta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo -que será recurrida por la Generalitat- llega a raíz de un recurso de UGT Serveis Públics del País Valencià, “con el fin de evitar los perjuicios derivados” de la aplicación del decreto en el caso de que, finalmente, la sentencia fuera estimatoria, dice el tribunal.

El decreto afectado establece la ordenación y el currículum de Educación Secundaria Obligatoria, con la llegada de la Lomloe y, entre otras medidas, fija para el primer nivel de Secundaria la organización por ámbitos de manera obligatoria, a diferencia de los otros cursos, en la que esta es voluntaria y se implanta si lo decide el profesorado.

Los ámbitos consisten en la agrupación de dos o tres asignaturas con cierta afinidad en grandes áreas de conocimiento, como sociolingüística y científico-tecnológica y los centros ya han trabajado así los dos últimos años en 1º de ESO, aunque parte del profesorado es contrario.

El sindicato explica que esta decisión judicial sólo suspende cautelarmente la obligación e imposición generalizada en todos los centros educativos de trabajar por ámbitos en 1º de ESO, pero no impide que los centros, el profesorado y los equipos docentes que lo consideren puedan impartir así sus materias. De hecho, así aparece también en la ley estatal.

El juez no entra en el fondo de la cuestión -sobre si puede o debe obligarse-, pero sí que argumenta que toma la decisión por "la inmediatez y premura de tiempo con la que se impone tal medida". Y es que, aunque los centros ya sabían de la medida, la nueva ley educativa ha obligado a renovar la legislación autónomica, que incluye esta cuestión de los ámbitos y que no se publicó en el Docv hasta el 5 de agosto. Hasta ahora, la obligación se dictó a través de las instrucciones de inicio de curso, no con los currículums.

Dos cursos de quejas

Los ámbitos no so nuevos. La Conselleria de Educación implantó esta organización obligatoria hace dos cursos, en 2020-21, tras el confinamiento, con el objetivo de facilitar la transición del alumnado de Primaria a Secundaria en un contexto complejo. Se mantuvo en el ya finalizado 2021-22 y se preveía que también en el 2022-23 que está a punto de empezar.

No obstante, fue una decisión que nunca gustó a los sindicatos, que desde el principio han criticado que venga "impuesta". Entre otros argumentos, explica que en los ámbitos, profesorado que es especialista de una materia debe impartir, también, enseñanzas que no domina o para las que no está suficientemente preparado, pues la codocencia (dos profesores en la misma aula) no ha llegado a todos los centros.

De hecho, además del recurso de UGT -que estaba sopesando una huelga para septiembre-, Stepv y ANPE también habían recurrido el decreto, publicado en periodo estival.

El sindicato CC OO, por su parte, pidió el pasado junio una "valoración" real del funcionamiento de los ámbitos en 1º de ESO y datos de cuántos centros han optado trabajar con las materias agrupadas en 2º de ESO, nivel voluntario; y hubo profesorado que creó la Plataforma de Docentes "No als Àmbits Imposats" y presentó firmas en contra a la conselleria. Asimismo, CSIF protestó ante la sede de la conselleria y también había realizado una denuncia.

Autonomía organizativa

Ahora, UGT -que también había presentado una queja ante el Síndic de Greuges- considera que la conselleria “debe cumplir de forma inmediata la decisión judicial, ya que con esta suspensión se restablece el derecho del alumnado a recibir una educación de calidad, del profesorado a impartir las materias de las que es especialista y para las que está debidamente cualificado y de los centros educativos a su autonomía organizativa y pedagógica”.

“UGT siempre ha rechazado la agrupación forzosa de materias”, recuerdan, y defiende, como otros sindicatos, “que los ámbitos sean voluntarios y que se den buenas condiciones laborales (sin reducción de plantilla) para quienes decidan trabajar de ese modo”.

El sindicato, además, cree que ha habido “desprecio a la voluntad de la comunidad educativa” por parte de la Administración y critica que la conselleria “ha retrasado la aprobación y publicación de esta norma hasta bien entrado el periodo vacacional, lo que evidencia una falta de respeto y seriedad hacia toda la comunidad educativa”.

La conselleria tiene tres días para alegar y ha confirmado a Levante-EMV que recurrirá.

Compartir el artículo

stats