El 'discreto' cumpleaños de la Fundación Bancaja

Artistas como Antonio López o Miguel Navarro, políticos como Barrera y Catalá y empresarios se reúnen para celebrar los diez años de la Fundación Bancaja

La Fundación Bancaja cumple 10 años entre Picasso, Sorolla y la acción social

¿De qué hablaría Antonio López con Miquel Navarro bajo La Cúpula donde la Fundación Bancajacelebró sus diez años de vida? Quizás, entre otras muchas cosas, de cómo la institución se ha convertido en esta década en todo un referente cultural de València. Un espacio de visita obligada para todo aquel que quiera ensimismarse con el arte. Sea del siglo que sea. Porque el centro de la Plaza Tetuán ha sabido como nadie, así lo reivindicó un exultante Rafael Alcón, presidente del Patronato, "conservar e impulsar el legado cultural y social de una entidad histórica y, al mismo tiempo, afrontar un futuro incierto para convertirse en una institución renovada, sólida e independiente".

Emocionado al verse rodeado de las piezas que en este tiempo le han ayudado al relanzar el centro, Alcón, confesó que el reto había sido "ilusionante" pero también, dijo, complejo. Quizás por ello, por la dificultad de sacar adelante estos proyectos, todos y cada uno de los presentes compartían la misma satisfacción. Sin etiquetas. 

Diez años de compromiso con el arte y la acción social

Barrera, Fabra, Catalá y Alcón / M. Á. Montesinos

Cóctel previo

Con la obra de Julian Opie, Navarro, Alfaro o Valdés como testigo, el vicepresidente Barrera, cada vez más suelto en estas lides, compartió risas, incluso carcajadas con el expresidente del Consell Alberto Fabra y el expresidente de la Diputación Toni Gaspar, mientras la alcaldesa María José Catalá compartía tertulia con el director de Caixaforum Alvaro Borrás y con Antonio Mollá, biznieto de Sorolla y Enrique Varela, director del Museo Sorolla

En el cóctel previo a la cena servida por Jorge de Andrés del restaurante Vertical, con la música de fondo del crooner Javier Botella, el presidente de la Fundación Ibercaja José Luis Rodrigo aprovechó el momento para conversar con el presidente de la Fundación Mediterráneo Luis Boyer y la responsable de la acción social de CaixaBank Encarna Alcaide. A pocos metros de ellos, el presidente de la asociación española contra el cáncer Tomás Trenor hablaba de, a saber qué, con Javier Barón, Jefe de Conservación del Museo del Prado e Irene Guasque, gerente de la Fundación Bancaja. Entretenida fue la conversación entre el director de Levante-EMV, José Luis Valencia y Jose Vicente Morata, presidente de la Cámara de Comercio.

Diez años de compromiso con el arte y la acción social

Toni Gaspar y Vicente Barrera / M. Á. Montesinos

Menú Sorolla

Tras la cena, una reducción del conocido menú Sorolla compuesto por potaje de vigilia, calamar de playa y emulsión de aceitunas negras, salmonete de roca y romesquet y cordero braseado y relleno de pan con tomate, a la que apenas estaban convocadas cincuenta personas Laura Grande fue la encargada de dar paso a unos testimonios audiovisuales como los de Carmen Cervera, baronesa Thyssen o el artista Manolo Valdés en los que se ensalzaba la labor del museo. Tras el brindis se entregó a Juan Viña, José Luis Martínez Morales, José Mir, Vicente Coll, Enrique Esteve, María José Vañó, Rosa Yagüe, Vicente Martínez Molés, miembros del Patronato, una pieza hecha ex profeso por Miquel Navarro para celebrar la efeméride. También a Barrera, Catalá y Fabra. Entrada la medianoche, con música de jazz en la Fundación Bancaja se miraba al futuro y diseñaba cómo serían los próximos diez años.