Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Crisis del coronavirus

Urgencias y UCI son los servicios más afectados por el cese de los contratos covid

Las 5.040 nuevas plazas creadas por Sanidad, que aún se están ocupando, no llegan para cubrir las necesidades en varios hospitales | "Hay unidades que lo están notando mucho", denuncia el presidente de los urgenciólogos

Profesionales sanitarios atendiendo a un paciente en la UCI del Hospital de Sant Joan, el año pasado. HECTOR FUENTES

La sanidad valenciana va a crecer este año como hace mucho que no lo hacía: más de 6.000 nuevas plazas estructurales de las que cerca de 5.040 se van a ocupar esta semana de forma escalonada. Sin embargo, lo que debería haberle reportado a la administración todo tipo de parabienes, se ha convertido en fuente de reproches y de descontento entre multitud de sectores sanitarios.

Y es que las plazas son escasas para cubrir las necesidades de personal que se multiplicaban en hospitales y centros de salud desde hace años y el que se haya prescindido de golpe de los más de 6.000 contratos covid que llevaban desde 2020 reforzando la sanidad no ha hecho más que dejarlo, todavía más, en evidencia.

Este lunes era el primer día laborable sin los contratos de refuerzo y los agujeros (pese a las nuevas plazas creadas) se han empezado a notar. Especialmente en unidades "sensibles" y que han tenido y siguen teniendo una carga de trabajo importante como son los servicios de Urgencias y de Cuidados Intensivos. En estas unidades, y según han denunciado los profesionales, la carga de trabajo ha vuelto a la de era "prepandemia", sobre todo en Urgencias aunque ahora, además, se le tiene que añadir el flujo de trabajo que todavía generan los enfermos de covid-19, que no son ni de lejos tantos como en las diferentes olas pero sí suponen una enfermedad más de la que ocuparse.

"Hay servicios que lo están notando mucho", explica Javier Millán, presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias en la C. Valenciana (Semes-CV) y jefe del servicio de Urgencias del Hospital La Fe de València. Precisamente en su unidad, este lunes todavía no se habían incorporado "los nuevos puestos" y los contratos de refuerzo cesaron el sábado, con la finalización del mes de abril. Desde la Conselleria de Sanidad no han especificado cuántos de los 5.040 nuevos trabajadores se habían incorporado ya este lunes y cuántos lo harán durante el resto de semana.

Problemas en la Fe, el Clínico o el Arnau

Según el último reparto de plazas consensuado entre la Conselleria de Sanidad y las gerencias, se van a cubrir 217 nuevas plazas de médicos urgenciólogos repartidas entre los hospitales valencianos: el Doctor Peset es donde más se van a crear, 26; seguido por las 24 plazas del Clínico, las 22 del General de Alicante o 17 en La Fe. Este crecimiento, sin embargo, no va a cubrir las necesidades de estos servicios que volverán después de dos años a pasar estrecheces.

"Tendremos menos profesionales de los que teníamos en Urgencias, y lo mismo le va a pasar a las unidades del Hospital Clínico, el hospital Arnau de Vilanova o el de Llíria. Los hospitales de la ciudad de València, excepto en el Doctor Peset, han sido los peor parados o más castigados", según Millán. Para el presidente de la sociedad de Urgencias, el problema deriva de unas plantillas "ridículas", como la que tenía el Hospital Clínico de València: "la plantilla real era ridícula solo con 10 facultativos", de ahí que pese a ganar 24 plazas, se quedarán con menos médicos de los que estaban trabajando hasta el sábado.

En el hospital de Gandia, donde se iban a sumar 9 plazas, desde Comisiones Obreras han asegurado que la falta de personal se estaba notando "especialmente en Urgencias" por el volumen de ingresos recibidos.

"No se suple el déficit en UCI"

Más o menos es lo que ya está pasando en las unidades de Cuidados Intensivos, donde han recuperado el ritmo de trabajo de antes de la pandemia, han sumado pacientes covid (33 según los últimos datos oficiales) y han perdido personal desde el sábado. La Sociedad Valenciana de Medicina Intensiva fue una de las que primero se movilizó tras ver que entre las 5.040 nuevas plazas que se incorporan esta semana solo les "tocaban" siete para 22 hospitales. Sus quejas y las de las gerencias hicieron que esta cifra subiera a 20 plazas pero aún así, son "insuficientes". "A pesar del aumento de plazas nuevas no suplen el déficit que van a tener que soportar los servicios", se lamenta la presidenta de la sociedad y jefa de la UCI del H. Clínico, Marisa Blasco.

Y es en las plantillas de UCI sucedía lo mismo: eran deficitarias "y con los contratos covid se cubrieron puestos de trabajo que eran previamente deficitarios. Y eso ahora no se ha cubierto", se quejaba ayer Blasco, que reconocía que a partir de ahora en las UCI valencianas "van a ver aumentadas las cargas de trabajo del personal". 

Fachada del Hospital de Llíria. Levante-EMV

Cerrar la UCI en agosto

Por lo pronto, fuentes del sindicato CSIF ya han advertido de que en agosto será necesario cerrar la UCI del hospital de Llíria "por falta de personal", ya que la única plaza de médico intensivista que se va a crear se queda corta, pues según los cálculos del sindicato harían faltan "seis plazas estructurales de médicos para dar un servicio adecuado". "La UCI de Llíria abrió con un importante déficit de plantilla", se quejan. Los contratos de refuerzo covid permitieron "reducir el problema" pero tras su cese el sábado, los problemas vuelven y se tendrá que cerrar la UCI y la atención se concentrará en el Arnau, del que depende y "supondrá un riesgo de fallecimiento para pacientes graves por obligar a su traslado", denuncian.

La falta de los contratos covid se ha notado también este lunes en centros de salud del área del Clínico-Malva-rosa, según fuentes del sindicato Comisiones Obreras y en la Marina Baixa, donde echaban de menos a personal administrativo, una queja repetida desde otros departamentos de salud como el de Xàtiva. "En Primaria se han quedado sin auxiliares administrativos en algún centro y eso se está notando".

Compartir el artículo

stats