El cálculo del Aeropuerto de Valencia: superará los 8,5 millones de pasajeros en 2023

En los cinco primeros meses del año el incremento de usuarios en el aeródromo respecto a 2019 se ha situado en el 11 %, acercándose cada vez más a la capacidad máxima de Manises

Turistas a su llegada al aeropuerto de Valencia la pasada semana.

Turistas a su llegada al aeropuerto de Valencia la pasada semana. / JM López

Récord tras récord para mostrar una de las mejores recuperaciones turísticas. Ese es el contexto en el que se mueve desde hace meses el aeropuerto de Valencia, una tendencia que según apuntan fuentes de Aena vislumbran un cierre de año por encima de los 8,5 millones de pasajeros que se registraron durante 2019, su máximo histórico, y que supondría acercarse cada vez a la capacidad máxima de sus instalaciones. 

«Teniendo en cuenta que las cifras actuales muestran registros históricos mes a mes y que hasta la fecha 2023 es el mejor año en cuanto a número de pasajeros, es de esperar que se convierta en año récord de viajeros», apuntan sin especificar eso sí el número de pasajeros en el que se podría quedar ese nuevo máximo. La realidad es que hasta el mes de mayo el aeropuerto de Valencia acumula 3,5 millones de pasajeros, un 11 % más que en los primeros cinco meses de 2019. Manteniendo esa tendencia se podría como mínimo rozar los nueve millones de pasajeros, aunque previsiblemente se superará esa cifra si se confirma la mejora estival. 

Eso supondría un acercamiento considerable al límite actual de capacidad de usuarios que tienen las instalaciones valencianas, que se sitúan en los 10,5 millones, aunque a inicios de año el director del aeropuerto, Antonio García Aparicio, perfilara ya que se trabajaba internamente para poder ampliar a futuro ese volumen hasta los 15 millones cuando se requiera.

Pasajeros llegados al aeropuerto de Valencia, la pasada semana.

Pasajeros llegados al aeropuerto de Valencia, la pasada semana. / JM López

Un crecimiento casi líder

Y es que el ritmo de crecimiento de pasajeros que viene mostrando la base de Manises está siendo uno de los más positivos no solo de España, sino también de Europa. Sin ir más lejos, solo en abril, la mejora respecto al año 2019 que experimentó en el tráfico de pasajeros el aeródromo fue del 14,8 %. Como comparativa en el Viejo Continente, según los últimos datos ofrecidos por la organización Airports Council International Europe, los aeropuertos con un tráfico similar al valenciano aumentaron ese mes sus cifras solo un 1,7 %, es decir, casi nueve veces menos. La muestra de que el aeropuerto de Valencia va a ritmo de crucero.