Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ver solo a los pacientes con cita y tener sustitutos, demandas de los médicos para ir a la huelga

Las demandas en Atención Primaria serán la línea roja en la negociación pero, de forma general, el sindicato CESM reclama más plantilla y una subida de sueldos de 10.000 euros al año

Un profesional médico en un hospital con bata, mascarilla y guantes en una foto de archivo. Levante-EMV

El preaviso para que los médicos de la sanidad valenciana vayan a la huelga en enero está presentado y las puertas al diálogo están abiertas. Aún así todavía no hay fecha para la negociación, que no va a ser fácil. Sobre la mesa, el sindicato médico CESM (convocante de los paros) ha puesto 47 demandas aunque como ellos mismos han reconocido las hay en las que podrán ceder más y otras en las que trazarán una línea roja, como es la situación de los facultativos de Atención Primaria. Para ellos, piden agendas cerradas y que no vean a pacientes sin cita (un máximo de 26 citas al día) además de sustituciones de todas las ausencias. En estos dos puntos se puede resumir, realmente, la problemática de los centros de salud en estos momentos.

Más allá de la sobrecarga que tuvieron que asumir durante lo peor de la pandemia, el no tener control sobre el número de pacientes que se ve en un día siempre ha sido el gran caballo de batalla de los médicos. Porque citados pueden tener unos 30 pero "terminas viendo muchos días a 40, 50 o más", según explican médicos a este diario dependiendo de si se está en una época de alta demanda como ahora. Esto supone que el médico tenga menos tiempo para dedicar a cada paciente, que su jornada se alargue y que no quede más tiempo para otros cometidos. Esta va a ser la línea roja del sindicato médico, ya que tienen los antecedentes de Cantabria o de Murcia, donde se han conseguido agendas cerradas.

El sindicato CESM pide llegar a un acuerdo como el de Cantabria y que haya un tope de citas al día en Primaria

decoration

El mismo problema supone que las plantillas sean cortas (el sindicato pide de forma general aumentar el número de facultativos) y que, además, las ausencias de los galenos no se cubran ya sea una baja corta, larga o unas vacaciones. La queja viene ya de lejos. De hecho la falta de sustitutos está en la base de medidas como el cierre de los centros de salud por la tarde que se repite durante todas las Navidades (este año será de dos semanas) y presenta un problema en cada época de vacaciones o cuando se juntan varias bajas: las agendas de los médicos que están fuera se cierran y esos pacientes se los tienen que repartir (con o sin cita) el resto de profesionales.

Estas son las principales, pero aún añaden alguna petición más para mejorar el trabajo en los centros de salud: que se cobre aparte por hacer actividades extra como el control del Sintrom, por ejemplo, que haya más seguridad frente al aumento de agresiones y que, tal como ha prometido la Conselleria de Sanidad, este primer nivel asistencial reciba el 25 % del presupuesto y que esté dirigida "por personal médico experto".

Más médicos y 10.000 euros más al año

Estas son las demandas cardinales en Primaria pero desde la CESM consideran que hay demandas generales a todos los niveles. La primera y principal es aumentar el número de facultativos contratados. De hecho, desde el sindicato se siente "agraviados" por el poco peso que ha tenido la categoría entre las 6.000 nuevas plazas estructurales creadas desde mayo. Además piden que Sanidad quite el límite que obliga a los médicos a jubilarse a los 65 años y un aumento de sueldo para todos los profesionales de 10.000 euros al año, cobren lo que cobren actualmente.

El último encontronazo entre sindicatos y Conselleria de Sanidad a cuenta de la oposición de consolidación (que busca ocupar con personal fijo más 9.000 plazas ahora ocupadas por interinos) también alimenta la convocatoria de huelga: el sindicato pide que el saber valenciano cuente menos en esta y en otras OPE y que se permita al personal revertido de las concesiones como Alzira o Torrevieja presentar méritos.

Dejar de hacer guardias a los 46 años

En el resto de niveles asistenciales, desde el sindicato reclaman también mejoras para los médicos de hospitales. Para ellos piden que puedan dejar de hacer guardias cumplidos los 46 años y un mayor control de las guardias: un máximo de tres presenciales y voluntarias hasta cinco y que se regulen las guardias localizadas, además de mejorar lo que se cobra por ellos. Para el personal de Atención Continuada (el que se hace cargo de las urgencias extrahospitalarias), el sindicato incluye la demanda que lleva años en el aire: que desaparezcan los "infracontratos" que tienen por horas y se les reconozca con contratos estables.

Compartir el artículo

stats